El Quimbo: graves dificultades ambientales

Obra de El Quimbo (foto: Diario del Huila)

2 jul. 2012

No hay seguimiento ambiental permanente al megaproyecto hidroeléctrico ni respuestas gubernamentales a las demandas de los afectados

El proyecto el Quimbo implica la desviación y represamiento del río Magdalena, una de las arterias fluviales más importantes de Colombia.

La Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena CAM -ente público que administra el medio ambiente del departamento de El Huila- sostiene que hay dificultades ambientales en este proyecto. Por la dimensión e impactos del proyecto, El Quimbo debería contar con un seguimiento permanente de parte de la autoridad ambiental, así como una interventoría, lo cual no está sucediendo.

Tampoco estaría habiendo una buena coordinación entre las autoridades nacionales y regionales. Así lo informó el Diario del Huila.

Según denuncian los afectados -reunidos en un frente común en la asociación Asoquimbo-, se dilatan las indagaciones estatales sobre los daños causados por las empresas, que fueron abiertas a partir de las diferentes denuncias presentadas ante las autoridades competentes. Hasta hoy no hay una posición clara del gobierno, así como tampoco hay resultados ni respuestas a las demandas del pueblo. “El silencio se traduce en complicidad con las transnacionales”, denuncian desde Asoquimbo.

Muy recientemente se han producido derrumbes, hundimientos y agrietamientos en la zona de obras del proyecto hidroeléctrico El Quimbo sin que se conozca un reporte por parte de la autoridad ambiental. Existe un registro fotográfico.

A pesar de ello, las empresas colombiana EMGESA- y europeas ENDESA-ENEL, continúan adelante con la construcción de la represa El Quimbo sin tener en cuenta la fauna, flora, y la vida de las personas.

Mientras, el río Magdalena, sigue su curso natural; y las comunidades seguirán reforzando sus acciones de protesta y resisitiendo para defender el río y su territorio.