No a El Quimbo desde Europa

Desalojo de campesinos el 14 de febrero

6 mar. 2012

Organizaciones sociales, entre ellas Ecologistas en Acción y Salva la Selva, han dirigido una carta a la empresa Endesa-Enel con la solicitud de suspender la construcción de la represa en el río Magdalena, el Megaproyecto Hidroeléctrico "El Quimbo" en Colombia. En Barcelona se ha realizado una acción de denuncia ante la oficina de la empresa mulinacional.

Endesa-Enel está construyendo una gran presa en el río Magdalena (Colombia). Su construcción obligará a desviar el río. Es el Megaproyecto Hidrológico Quimbo. Para desviar el río se ha construido un túnel de 88 metros de largo y 11 de diámetro. Una vez realizada esta operación se pondrá en marcha la construcción de la presa.

Este proyecto está siendo fuertemente contestado por las comunidades directamente afectadas en El Quimbo y organizadas en ASOQUIMBO, que verán desaparecer bajo las aguas sus tierras, y por parte de otras organizaciones de la sociedad civil que confluyen en el Movimiento Colombiano en Defensa del Territorio y Afectados por Represas “Ríos Vivos” y organizaciones ecologistas colombianas como Censat-Agua Viva. Una de las movilizaciones que están llevando a cabo estas organizaciones fue un campamento pacífico en la rivera del río para impedir que se desviase el cauce del río. El campamento fue desalojado violentamente entre el 14 y el 16 de febrero y para hoy, 6 de marzo, está previsto el desvío del río.

No es la primera vez que la multinacional Endesa pone en marcha proyectos hidráulicos que implican la destrucción ambiental y el desplazamiento de las poblaciones locales. Son tristemente famosas las presas del Bio-Bio en Chile y, en la actualidad, están siendo también fuertemente contestadas los megaprojectos de los ríos Baker y Pascua en ese mismo país.

En el Estado español la historia de la lucha contra las grandes presas es larga, con momentos centrales como la de Riaño o Itoiz. Hoy en día esta lucha sigue viva y se plasma en la oposición a proyectos como el de Biscarrúes.

Por todo ello la Asamblea de Medio Ambiente del 15M y Ecologistas en Acción, Salva la Selva así como otras plataformas y organizaciones sociales se han sumado a la convocatoria de movilización y solidaridad lanzada desde Colombia y han entregado una carta a Endesa-Enel exigiendo la paralización del proyecto.

Las víctimas y familiares de víctimas de crímenes de Estado en Colombia agrupadas en el MOVICE (Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado en Colombia), este 6 de marzo de 2012 (día internacional de las víctimas de crímenes de Estado en Colombia), realizan en diferentes partes del mundo diversas jornadas exigiendo al Estado Colombiano una restitución integral de las tierras y territorios despojadas a los campesinos y que se encuentran en manos de grupos paramilitares, latifundistas, empresas nacionales y transnacionales.

En este contexto, en Barcelona se realiza hoy una acción de denuncia ante la oficina de la empresa mulinacional Endesa-Enel, involucrada en el proyecto de desvío del cauce del río Magdalena y que inundará seis poblaciones del departamento del Huila, desapareciendo un hermoso valle rico en agricultura, fauna, pesquería y un territorio de riqueza arqueológica, cultural, social e histórica invaluable, y que a su vez producirá desplazamiento forzado y pérdidas de empleos.

Además, el actual gobierno colombiano ha entregado a EMGESA (filial de Endesa- ENEL en Colombia) facultades extraordinarias para disponer de 23.000 hectáreas más de las que ya habían sido entregadas por el gobierno anterior.

Carta enviada a Endesa-Enel, con copia a la Embajada de Colombia en España.