Honduras: palma aceitera, comercio de carbono, biocombustibles y asesinatos

5 sept. 2011

En julio de 2011, la junta ejecutiva del Mecanismo de Desarrollo limpio aprobó un proyecto de recuperación y utilización de biogas a partir de los deshechos de una central de aceite de palma del Grupo Dinant. Pero esta empresa está envuelta en conflictos por la tierra relacionados con graves violaciones de derechos humanos, que incluyen asesinatos en el Valle del Aguán

En julio de 2011, la junta ejecutiva del Mecanismo de Desarrollo limpio aprobó un proyecto de recuperación y utilización de biogas a partir de los deshechos de una central de aceite de palma del Grupo Dinant. Pero esta empresa está envuelta en conflictos por la tierra relacionados con graves violaciones de derechos humanos, que incluyen asesinatos en el Valle del Aguán.

La decisión se tomó a pesar de los esfuerzos de muchas ONGs en todo el mundo, incluida una Carta Abierta firmada por 77 organizaciones y redes. La aprobación ha tenido lugar después de que la empresa EDF Trading, que iba a comprar los créditos de carbono, se retirara públicamente del proyecto debido a las preocupaciones existentes en términos de derechos humanos. El gobierno británico, que autorizó la propuesta inicial, nunca llegó a denunciar las dificultades del proyecto. El representante de la junta ejecutiva del MDL, Martin Hession del gobierno británico, justificó su aceptación declarando que la junta no está “equipada” para investigar violaciones de derechos humanos. En este contexto de total inmunidad para los responsables de las muertes de ahora más de 50 campesinos en el Bajo Aguán, la Junta Ejecutiva le ha concedido a Dinant el beneficio de la duda.

La planta de biogas permitirá al Grupo Dinant casi con seguridad clasificar su producción de aceite de palma como “sostenible” para ser vendida como biocombustible en la Unión Europea. Los derechos humanos se ignoran totalmente en la Directiva de Energías Renovables de la UE. Sin capturar el metano, el aceite de palma es mucho menos probable que cumpla con los estándares mínimos de emisiones de gases invernadero para biocombustibles -y una planta de biogas permitirá al grupo Dinant superar ese obstáculo.

Desde que la junta del MDL tomó su decisión en julio 2011, la situación de los derechos humanos en el Bajo Aguán ha vuelto a escalar. Once personas fueron masacradas el 14 y 15 de agosto, y dos campesinos fueron asesinados el 20 y 21 de agosto. Desede mediados de agosto, se han desplegado entre 600 y 1000 soldados en una ocupación del Bajo Aguán que se suma a la de las fuerzas paramilitares de empresas como el Grupo Dinant. Seis de los asesinatos de agosto tuvieron lugar en una plantación de palma del Grupo Dinant.

Para más información sobre la situación en el Bajo Aguán hondureño ver:

+ Artículos en http://www.rightsaction.org/ y http://upsidedownworld.org/main/

Informe misión de organizaciones de DDHH 8 - 11 de diciembre de 2010, publcado por FIAN, Julio 2011

+ Carta Abierta Internacional de ONGs (http://www.salvalaselva.org/news/3324/plantaciones-de-palma-en-honduras) y Bajo Aguán: Redes internacionales denuncian continuación de asesinatos y otras violaciones graves de derechos humanos, Junio 2011