Manifiesto del Grupo de Medio Ambiente #acampadasol

7 jun. 2011

Salva la Selva considera muy importante y apoya el movimiento social generado e irradiado desde la madrileña Puerta del Sol y confía que es la semilla de algo que crecerá hasta hacerse muy grande. Aquí reproducimos el Manifiesto consensuado por el grupo de medio ambiente el 1 de Junio 2011.

RESPIRAMOS AIRE, BEBEMOS AGUA, COMEMOS ALIMENTOS

Vivimos porque somos seres vivos. No es la especificidad humana la que nos ha dado la vida. Nos ha dado otras cosas, pero no la vida. La vida nos la ha dado la naturaleza. Somos seres vivos, somos animales, somos humanos. Pero, por encima y por debajo de todo, somos naturaleza.

Sin embargo, lo hemos olvidado. Hemos querido separarnos de ella, erigirnos como entidades superiores a cualquier equilibrio universal. Hemos creado nuestras cúpulas de aislamiento, llamadas ciudades, y las hemos abastecido de energía, de alimentos y de materias primas, a través de canales que generan miseria, polución y, sobretodo, inconsciencia de las consecuencias de nuestro tren de vida.

Hemos antropizado el resto del medio para que satisfaga tan sólo nuestras necesidades, sin corresponderle en el intercambio, sin ofrecerle nuestra parte al equilibrio natural. Hemos esquilmado los bosques y las selvas, hemos secado y contaminado los ríos, hemos destruido los fondos marinos, hemos esclavizado a los animales a nuestro servicio y, en definitiva, hemos impreso nuestra huella egoísta y desconsiderada en cada esquina del planeta.

Crecemos. Sin pausa. Queremos ser infinitos en un mundo finito, y eso no es posible. No podemos esperar más. La solución no pasa por hacer más limpio el modelo de vida actual. La solución pasa por integrarnos. Creemos en la autorregulación de la naturaleza. Si seguimos rompiendo ese equilibrio, sólo caben dos opciones: nuestra desaparición, o la desaparición de la naturaleza, lo cual también significaría nuestra desaparición.

Confiamos en la capacidad humana de retomar su función en este planeta. Aprender a vivir como seres vivos, dándonos cuenta de que nuestra supervivencia y bienestar sólo es posible como parte de los ecosistemas.

La revolución será verde, o no habrá donde hacerla..