Producir madera para bioenergía: destrucción de bosques y tierras

13 sept. 2010

Las ONG, Organizaciones de Pueblos Indígenas y Movimientos Sociales piden que la Unión Europea y los Estados miembros de la UE a detener y revertir la expansión de la producción a gran escala de la bioenergía a base de madera, así como el desarrollo de los agro combustibles a base de madera.

Al promocionar la bioenergía se están subestimando gravemente los impactos directos e indirectos de la producción de bioenergía a gran escala en los bosques y pueblos de los bosques.

La bioenergía industrial a gran escala se parece poco a los usos locales tradicionales de biomasa, que son una fuente primaria de energía para las comunidades locales, especialmente en países en vías de desarrollo.

Reemplazar los combustibles fósiles de gran densidad de energía por materia viva de la tierra requiere mucho más input por unidad de energía que casi todos los otros tipos de energía.

Más presión sobre los bosques y otros ecosistemas, los suelos y el agua dulce, así como más robo de tierras para expandir las plantaciones de árboles son las consecuencias reales de un nuevo mercado mundial de madera para la bioenergía.

Las principales víctimas son los Pueblos Indígenas y otros pueblos dependientes de los bosques en los países del Sur, en particular las mujeres, que dependen del acceso a los bosques para obtener leña y otras fuentes locales de bioenergía para sus familias.

Es un hecho reconocido, aunque equivocado, que las centrales de energía de madera queman sólo «residuos» como aserrín, restos de poda, ramas y recortes, en lugar de árboles enteros. Incluso el uso de residuos supone un problema ya que materiales como el aserrín, están a menudo tienen demanda para productos de madera de baja calidad. La utilización de residuos para la producción de calor y electricidad se suma a su demanda para otros usos y por lo tanto se estimula más a la industria maderera y la expansión de los monocultivos.

Por otra parte los residuos, la madera muerta, ramas, hojas, ramitas y troncos de árboles, se definen cada vez más como “residuos” a pesar de que son esenciales para el reciclaje de nutrientes y por lo tanto para mantener los suelos fértiles para la biodiversidad y para el almacenamiento de carbono.

Además, la demanda de biomasa de madera supera con creces la producción de "residuos", por lo tanto cada vez más árboles enteros se quedan convertidos en astillas y pellets de centrales eléctricas. La demanda de madera para la industria de la bioenergía está empezando a causar que áreas grandes sean utilizadas por los monocultivos de árboles.

A pesar de la expansión de las plantaciones y los niveles destructivos de la tala y "la eliminación de residuos”, la UE no es en absoluto capaz de proporcionar suficiente biomasa de la madera para satisfacer sus demandas propias de la bioenergía, así como otros usos. Como resultado, la competencia para la biomasa de la madera está aumentando.

La mayoría de las importaciones de madera europea para la bioenergía aún vienen de América del Norte, pero la demanda europea compite con la expansión de madera propia para bioenergía de América del Norte, así como con la pulpa y fabricantes de papel previamente establecidos. Este desplazamiento de la producción de papel de América del Norte aumenta la probabilidad de planta de celulosa masiva y la expansión de las plantaciones en América del Sur, el Sudeste y el Este Asiático y el sur de África, así como en Rusia.ii. Por otra parte, la expansión de las plantaciones de árboles expresamente para satisfacer las nuevas demandas de bioenergía ya ha sido reportado por, entre otros, Papúa Occidental, la República del Congo y Guyana.

La demanda de madera (y otras formas de biomasa) se elevará aún más si la "segunda generación" de agrocombustibles sea comercialmente viable. Hasta ahora, estos combustibles líquidos siguen en gran medida en la fase de investigación y desarrollo, pero las empresas de biotecnología, y las compañías de pulpa y papel y las petroleras se han unido para invertir miles de millones de dólares en la investigación sobre los agrocombustibles a base de madera, incluso a través de la investigación en árboles de ingeniería genética.

Árboles genéticamente modificados representan una grave amenaza a los bosques, las comunidades dependientes de los bosques y el clima. Es imposible predecir los impactos de los árboles transgénicos porque las mutaciones inesperadas son la norma y no la excepción con todas las plantas genéticamente manipuladas. Los árboles pueden propagarse a través de grandes áreas, por lo tanto los árboles transgénicos pueden fácilmente establecerse en los bosques nativos y/o enriquecimiento mutuo, con árboles nativos. Arboles inestables con bajo contenido de lignina están siendo diseñados para la producción de etanol celulósico, mientras que los árboles de crecimiento rápido y resistentes al frío son atractivos para la madera de bio-energía para la calefacción y la electricidad.

El debate europeo sobre la biomasa hasta el momento ha centrado principalmente en las normas de sostenibilidad - que la Comisión Europea tiene, por el momento, descartado en la medida de las normas en toda la UE se refiere. La cuestión de si un nuevo aumento masivo de la demanda de madera para Europa pueda ser cubierto de forma sostenible si se tiene en cuenta todos los impactos indirectos, especialmente en un mercado global, ha sido ampliamente ignorada en el debate político. Sin embargo, ninguna norma puede impedir que los altos precios de la madera lleven a la expansión de las plantaciones y el aumento de la tala en el resto del mundo. Se ha demostrado que cuanto más amplios e indirectos sean los impactos de la conversión de ecosistemas en plantaciones de monocultivos industriales y una mayor y más destructiva tala de los bosques naturales pueden ser igualmente graves como los efectos indirectos de los agrocombustibles.

Al hacer aumentar la demanda Europea y el precio global de madera industrial se establece en la bio-energía para incrementar la apropiación de tierras y la especulación de las plantaciones de árboles, la tala destructiva, ampliar y acelerar la conversión de bosques nativos biodiversos en plantaciones de monocultivo de árboles. Por eso, los grupos abajo firmantes llaman a la UE que abandone de inmediato todas las medidas de apoyo a gran escala a base de madera de bio-energía y la producción de agrocombustibles.

 

i Energy Sprawl or Energy Efficiency: Climate Policy Impacts on Natural Habitat for the United States of America, Robert I McDonald et al, PLoS ONE 4(8): e6802. doi:10.1371/journal.pone.0006802

ii Para detalles acerca de esos planes, ver “Plantaciones, pobreza y poder: El rol de Europa en la expansión de la industria de la celulosa en el Sur”, que puede ser descargado de: http://www.wrm.org.uy/publications/Plantations_Poverty_Power.pdf


Firmado por: Asociacion Indigena Ambiental, Panama FASE, Brazil REDES/Friends of the Earth-Uruguay Friends of the Earth International RECOMA-Latin American Network against Monoculture Bureau for Regional Outreach Campaigns, Russia Tree Plantations Agribusiness Action Initiatives, Latin America Acción Ecológica, Ecuador Berne Declaration, Switzerland Biofuelwatch, UK CENSAT Agua Viva/ Friends of the Earth-Colombia Centro Humboldt, Nicaragua Corporate Europe Observatory Friends of the Earth-Sierra Leone Friends of the Siberian Forests, Russia Fundacion para la Promocion del Conocimiento GenderCC, Germany Indigena, Panama Global Forest Coalition Global Justice Ecology Project, USA GM Watch Ole Siosiomaga Society, Samoa Pacific Indigenous Peoples Environment Coalition Sobrevivencia/Friends of the Earth-Paraguay Sustainability Watch Network Central America Timberwatch Coalition, South Africa Pacific Institute of Resource Management, New Zealand Society for Threatened Peoples International Friends of Peoples close to Nature, Germany Pro-Wildlife, Germany SOSNA Association, Slovak Republic Biomass-in-Pankow, Germany Bismarck Ramu Group, Papua New Guinea Ecological Internet USA and Papua New Guinea Amazon Fund Native Forest Council Amazon Fund International BUND Neu-Isenburg Rettet den Regenwald, Germany Circle for Humanity, Netherlands Haverhill Environmental League, USA European Consumers for the Promotion of Sustainable Foundation Pro Papua, the Netherlands Energy in Europe Oregon Toxics Alliance, USA XminY solidarity fund, the Netherlands Asociacion Cultural Mazarribah, Spain Stichting Tierra Nossa, Netherlands GMX, Germany A.W.A.R.E. eV., Germany Keep Trinidad and Tobago Beautiful, Trinidad and Tobago Union Paysanne, France Genesis Farm, USA Rainforest Information Centre, Australia Latino Club, Germany Observatorio Latinoamericano de Conflictos CESTA, El Salvador Ambientales, Chile Ojalá, Netherlands Canadians for Action on Climate Change CADDE, Gabon Africa Europe Faith and Justice Network, Belgium Hababusch Hostel, Germany Bharat Jan Vigyan Jatha, India, South Asian Dialogues on Ecological Democracy, India CODEFF, Chile Savia, Escuela de Pensamiento Ecologista, Spain Otros Mundos, Mexico Asociacion ANDES, Peru Viola, Russia Ecological Society of the Philippines Ecology Action Centre, USA Provincial women, Russia Ecoropa, Germany Salva la Selva, Spain International Analog Forestry Network Protect Ozark Wildlife and Rivers, USA WeForest, Netherlands Barker & Sheldon Ltd, UK Amigos de la Tierra, Spain Friedens- und Begegnungsstatte Mutlacher, Germany ARA/Arbeitsgruppe Regenwald, Germany Indienhilffe e.V., Germany CODEFFAGOLF, Honduras Asociación ANAI, Costa Rica Asociación de Pequeños Productores de APPTA, Costa Rica Asociación Corredor Biológico Talamanca Caribe, Costa Rica

Link a la versión en inglés de esta declaración