España: agricultores, consumidores y ecologistas denuncian

25 ene. 2010

Organizaciones de agricultores, consumidores, ecologistas y de cooperación denunciaron hoy ante el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, la "imposición" de los alimentos trasgénicos y denunciaron que "el Gobierno favorece los intereses de las multinacionales frente al derecho a una alimentación y una agricultura libres de estos productos".

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) - Representantes de las organizaciones Amigos de la Tierra, CECU, COAG, Ecologistas en Acción, Entrepueblos, Greenpeace, Plataforma Rural, Red de Semillas y Veterinarios sin Fronteras se reunieron hoy con el Defensor del Pueblo, E. Múgica para trasladarle la "enorme preocupación de la sociedad civil ante la agresión a los derechos sociales, económicos y culturales que supone el cultivo y el uso de los transgénicos en España". Las organizaciones presentaron el documento 'Exposición acerca del desamparo ante la ley de la alimentación y agricultura libre de organismos modificados genéticamente', y pidieron un dictamen sobre la situación de desamparo legal de la agricultura y alimentación 100% libre de organismos genéticamente modificados, una propuesta de modificación legislativa y el traslado de su dictamen y propuestas a las instituciones pertinentes. "El Gobierno sigue tolerando el cultivo a gran escala de Organismos Modificados Genéticamente (OMG) en territorio español en contra de la mayoría social y frente a la actitud de precaución adoptada por países como Francia, Austria, Alemania, Hungría, Luxemburgo, Polonia, Irlanda, Grecia o Italia, que mantienen moratorias y prohibiciones a su cultivo", señalaron. Además, recordaron que existe una falta de transparencia en los mecanismos de aprobación, evaluación y control, una ausencia de registros públicos de los cultivos transgénicos, irregularidades en el etiquetado de los alimentos transgénicos así como reiterados casos de contaminación, entre otros problemas. Asimismo, consideran que la situación actual no reconoce el derecho de los consumidores a elegir si quieren o no ingerir transgénicos. Por otro lado, destacaron que, frente a las 76.000 hecáreas de maíz transgénico MON 810 de la multinacional Monsanto que se cultivan en España, la agricultura y la ganadería ecológicas siguen siendo víctimas de la multinacional y de la complicidad del Gobierno. Europa Press, Internet, 20-01-2010