La crisis climática amenaza a los dragones de Komodo

Un dragón de Komodo camina por la arena Uno de los últimos dragones de Komodo (© WALHI NTT)

29 sept 2021

En su actualización de la Lista Roja de especies amenazadas, la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN) clasifica a los dragones de Komodo (Varanus komodoensis) como "en peligro crítico" y advierte de su posible extinción. El cambio climático podría acabar definitivamente con ellos.

El reciente informe de la UICN revela que además de los perjuicios que supone la subida de la temperatura global, el aumento del nivel del mar debido al calentamiento global reducirá drásticamente el hábitat del dragón de Komodo, en al menos un 30% en los próximos 45 años. El ejemplo muestra con especial claridad las devastadoras consecuencias de la crisis climática.

Los dragones de Komodo viven sólo en el Parque Nacional de Komodo y en la vecina isla de Flores (Indonesia). Se estima que quedan tan sólo unos 3.000 de estos animales. Los que viven fuera de las zonas protegidas de la isla de Flores están especialmente amenazados.

Mientras que la población del Parque Nacional de Komodo es relativamente estable, el hábitat de la isla de Flores ya se ha reducido en más de un 40% entre 1970 y 2000 debido a la influencia humana, advierte la UICN.

Los dragones de Komodo habitan en los bosques y en la sabana abierta. No pueden sobrevivir en altitudes superiores a los 700 metros. Por lo tanto, existe el riesgo de que se vean aún más diezmados en número por la subida del nivel del mar si tienen que trasladarse a las montañas.

"La idea de que estos animales prehistóricos estén también un paso más cerca de la extinción a causa del cambio climático es aterradora", afirma el Dr. Andrew Terry, Director de Conservación de la Sociedad Zoológica de Londres. Ya el año pasado, se pidieron medidas urgentes de conservación para evitar la extinción del dragón de Komodo debido al calentamiento global.

Gracias a las protestas globales, el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO pidió en agosto al gobierno indonesio que detuviera los proyectos de infraestructuras turísticas por la amenaza que suponían para el hábitat de los dragones de Komodo.

El Gobierno indonesio deberá presentar a la UNESCO una revisión de la evaluación de impacto ambiental del parque nacional a más tardar en septiembre de 2021.

"Es una victoria contra la destrucción de una reserva natural y patrimonio mundial por la política turística del gobierno indonesio", afirma Cypri Jehan Paju Dale, investigador y ecologista nacido en Flores en el Centro de Estudios del Sudeste Asiático de la Universidad de Kioto.

Con nuestra petición que se difunde a través de la web de Salva la Selva, Dragones de Komodo amenazados por “Parque Jurásico” estamos recogiendo firmas (87.664 hasta el momento) contra construcciones para el turismo de lujo en el Parque Nacional de Komodo pidiendo al gobierno que evite la destrucción de los últimos refugios de los dragones de Komodo.

  1. UICNEntre el 3 al 11 de septiembre de 2021, tuvo lugar el Congreso de Conservación de Especies de la Unión Mundial de la Naturaleza se reunió en Marsella.