Victoria del pueblo hondureño en el juicio por el asesinato de Berta Cáceres

Berta Cáceres Berta Cáceres en el río Gualcarque (© Goldman Environmental Prize)

7 jul 2021

¡Victoria popular! Ha sido el sentimiento transmitido tras el fallo condenatorio a Roberto David Castillo Mejía, coautor del asesinato de Berta Cáceres, la activista ambiental y premio Goldman, asesinada el 2 de marzo de 2016 en su casa en Honduras.

Berta Cáceres junto al Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras COPINH, denunció durante años el proyecto hidroeléctrico Agua Zarca, de la compañía Desarrollos Energéticos S.A. DESA. Ejecutivos de dicha empresa se encuentran bajo la mira por su presunta responsabilidad en el asesinato. De hecho, un informe del Grupo Internacional de Personas Expertas GAIPE indica que la activista fue asesinada por orden de la empresa.

Dicho proyecto suponía una amenaza para el río Gualcarque, del que depende el pueblo indígena lenca para la vida.

El juicio contra Castillo, detenido en 2018 cuando pretendía abandonar el país con dirección a los Estados Unidos comenzó en abril de 2021 en Tegucigalpa.

Anteriormente, en 2019 fueron condenados otros implicados en el crimen, entre ellos Mariano Díaz, oficial del ejército; Douglas Geovanny Bustillo, exmilitar; Sergio Ramón Rodríguez, exgerente de la empresa y Henry Hernández, militar retirado . Otras personas fueron señaladas como sicarios y condenadas, es el caso de Elvin Heriberto Rápalo Orellana, Edilson Duarte Meza y Óscar Arnaldo Torres Velásquez.

El juicio contra David Castillo ha sido un esfuerzo considerable para todas las víctimas y gracias al desmesurado esfuerzo de COPINH están logrado infringir una brecha en la impunidad imperante en Honduras.

Y el proceso aún no concluye. La sentencia de David Castillo se dará a conocer el próximo 3 de agosto y COPINH continúa trabajando para conseguir justicia para Berta, y que se juzgue a miembros de la familia Atala a quienes consideran los autores intelectuales.

Por su parte, el banco holandés FMO emitió ayer 6 de julio un brevísimo comunicado en el que dicen haber “tomado nota del veredicto del juicio a David Castillo en Honduras” y en el que reconocen además haber “financiado a una compañía cuyo CEO ha sido ahora encontrado culpable de haber estado involucrado en un asesinato” de lo que dicen estar “devastados”. Las organizaciones holandesas BOTH ENDS y SOMO, monitorearon de cerca las inversiones del FMO expresando preocupación sobre la debida diligencia, así como de la "falta de disponibilidad del banco a escuchar las voces de las comunidades y la sociedad civil sobre los proyectos que financia".

No hay que dejar de reflexionar acerca de lo temible que resulta que unos empresarios decidan asesinar a una persona por suponer un obstáculo a sus proyectos empresariales y el grave rol de complicidad de los bancos europeos en estos entramados de poder y muerte. Por eso es tan urgente y necesario trabajar con la visión de desentrañar estas estructuras y contribuir a la transformación del mundo actual.


Compartimos a continuación el comunicado del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras COPINH sobre el fallo en el juicio contra David Castillo en la búsqueda de #JuisticiaParaBerta – A 5 de julio del 2021

El Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras, COPINH, el equipo legal del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia, junto a las hijas, hijo y madre de Berta Cáceres ante el fallo condenatorio contra el imputado David Castillo por el asesinato de nuestra compañera Berta Cáceres, proferido por la sala Primera del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional, hacemos del conocimiento de la comunidad Nacional e Internacional lo siguiente:

  1. El fallo condenatorio emitido por este tribunal significa que las estructuras de poder no lograron, en este caso, corromper al sistema de justicia, y que la estructura criminal de la familia Atala Zablah, de la cual es instrumento el condenado David Castillo Mejía, no logró sus objetivos.

  2. Reafirmamos que la Causa Berta Cáceres de Justicia en Honduras no termina con esta resolución sino que se encamina firmemente a llevar ante la justicia a los autores intelectuales de este crimen, Daniel Atala Midence, José Eduardo Atala, Pedro Atala y Jacobo Atala y demás personas e instituciones involucradas.

  3. Reconocemos este paso de justicia como una victoria de los pueblos del mundo que han acompañado este proceso, de la comunidad solidaria y de los derechos humanos.

  4. Exigimos que se cancele de manera inmediata la concesión sobre el sagrado Río Gualcarque de la comunidad Lenca y se procese a todas las personas involucradas en su ilegal y corrupta concesión.

  5. Exigimos que sean desmontadas las redes criminales que actualmente persisten y que actuaron durante el juicio para promover la impunidad responsables de graves delitos expuestos durante el juicio de lo cual aportamos la prueba.

  6. Denunciamos el maltrato sistemático y constante hacia las víctimas por parte de los funcionarios públicos; es inadmisible que a una víctima en su proceso se le corte la palabra o se le niegue u obstaculice la entrada a un recinto judicial. 

  7. Agradecemos profundamente todo el acompañamiento nacional e internacional, de las comunidades, organizaciones, instituciones y pueblos solidarios que han compartido y hecho posible abrir los caminos de justicia en esta causa.

  8. Insistimos a la comunidad internacional y nacional a seguir en los esfuerzos contra la impunidad en Honduras y a apoyar los esfuerzos dignos de las organizaciones sociales y populares.

  9. Recogiendo las palabras de nuestra Berta Cáceres, reiteramos que la justicia la construimos los pueblos desde nuestra labor cotidiana, con la defensa de nuestros territorios, la realización de nuestros proyectos de vida y la lucha constante contra las desigualdades e injusticias.

Dado en el campamento feminista Viva Berta, en la ciudad de Tegucigalpa a los 5 días del mes de julio de 2021.