Nuevo Informe: Agrocombustibles y el Mito de las Tierras Marginales

11 nov. 2008

El enfoque de la Unión Europea hacia las “tierras marginales” para resolver el problema de los agrocombustibles (biocombustibles) es peligroso. Una mirada crítica a la propuesta de que los cultivos para agrocombustiles sean plantados en tierras consideradas “marginales” o “de deshecho”. En muchos casos, estas “tierras marginales” son vitales para la superviviencia de pequeños campesinos, pastores, mujeres o indígenas. Lea aquí el informe.

Los agrocombustibles han sido criticados por su impacto sobre los precios de los alimentos y la biodiversidad, y por perjudicar el clima. Europa considera el uso de tierras marginales alrededor del mundo como una solución potencial a estos problemas, pero las tierras “marginales” no han sido definidas y escasean las investigaciones acerca de los potenciales impactos. Sin embargo, se nos dice que existen millones de hectáreas de tierras marginales alrededor del mundo, especialmente en Africa, y que plantarlos con agrocombustibles será beneficioso, proporcionando ingresos a las comunidades locales y proporcionando una fuente alternativa a los combustibles fósiles. Algunos, incluso han sugerido que debería haber incentivos para el uso de las así llamadas tierras marginales, como licencias para emitir más CO2. Un cultivo que se cita a menudo como ideal para ser implementado en tierras marginales es el arbusto oleaginoso Jatropha Curcas. Sin embargo, hasta el presente, no existen experiencias de cultivar jatropha a gran escala y se sabe poco sobre ella. Entre otras cosas, se están prometiendo empleos, pero existen serias dudas acerca del desarrollo real de este cultivo. ANTES DE CONSIDERAR QUÉ SE PUEDE PLANTAR EN ELLAS, LAS TIERRAS MARGINALES DEBERÍAN SER DEFINIDAS Todo apunta a que las llamadas tierras marginales podrían ser un recurso vital para las comunidades locales alrededor del mundo, las cuales proveen alimento, combustible para el uso doméstico, medicinas y materiales de construcción. A menudo se trata de tierras colectivas o utilizadas en común por tales comunidades durante generaciones, incluso aunque no posean un título formal. A menudo es la única tierra a la que tienen acceso las mujeres, porque en muchas partes del mundo, las mujeres aún no tienen derechos de propiedad o herencia. Para ellas, estas tierras pueden constituir la diferencia entre la vida y la muerte en años difíciles, porque saben cómo extraer de allí alimentos. Especialmente en Africa, existen extensas áreas de tierra utilizadas por ganaderos o pastores, que siguen las lluvias y los pastos frescos a lo largo de amplias áreas, sin degradar los frágiles pastizales. Las investigaciones muestran que convertir tales tierras “marginales” de pastos a cultivos, alteraría el clima, haciendo algunas áreas más húmedas y otras más secas, con inundaciones y sequías más extremas. En una carta escrita en agosto 2008 al Parlamento de la UE, el African Biodiversity Network escribió a propósito del objetivo del 10% de biocombustibles: Criticamos duramente el mito de que existe gran cantidad de tierras libres en Africa. Campesinos, pastores e indígenas uilizan las llamadas tierras “marginales”, pero su existencia y derechos no están a menudo ni reconocidos por sus propios gobiernos”. El 70% de la tierra en Africa todavía es tierra comunal. Esto la hace particularmente vulnerable al desarrollo de los agrocombustibles, que buscan privatizar las tierras y desplazar a las comunidades de su fuente de sustento. Desmentimos el mito de que la producción de combustibles a gran escala va a traer desarrollo economico a los africanos. No deberíamos permitir la promesa de unas pocos puestos de trabajo mal pagados, trabajo solo para temporeros, para expulsar a los campesinos de sus tierras, desplazar la producción de alimentos, y talar los bosques. A juzgar por cómo se ha ido dando la expansión de los agrocombustibles en Africa hasta la fecha, su consecuencia son desplazamientos de gran número de campesinos e indígenas, apropiamientos de tierras, incremento de los precios de los alimentos, deforestación, amenaza a áreas de conservación, pobreza y deudas para pequeños campesinos, y las tierras más fértiles, mejor irrigadas siendo destinadas a la producción de combustible en lugar de a alimentos. Con el aumento de precios dramático y la pobreza rural en Africa duramente golpeada, no debemos sacrificar nuestra seguridad alimentaria para mantener a los automóviles europeos en la carretera. Contactos: Guadalupe Rodríguez: +49 (0)30 517 36 879 email: guadalupe[at]regenwald.org Teresa Anderson: +44 (0) 1803 863110 email: Teresa Anderson teresa[at]gaianet.org Helena Paul: +44 (0) 207 431 4357 Notas para Editores El reporte puede encontrarse: En español. En inglés. y las organizaciones son Gaia Foundation, Biofuelwatch, African Biodiversity Network, Salva la Selva, Watch Indonesia y EcoNexus El llamado a una moratoria inmediata para los incentivos de la UE para agrocombustibles, importaciones de agrocombustibles y monocultivos para agroenergía puede encontrarse: En español: http://www.wrm.org.uy/actores/CBD/SBSTTA/Moratoria.pdf En inglés: www.econexus.info/biofuels.html