El proyecto de oro en la Guayana Francesa se tambalea, la protesta continúa

Fotomontaje: Brune Poirson y François de Rugy frente a una mina a cielo abierto

21 jun. 2019

El proyecto de una mina de oro en la selva tropical de Guayana Francesa está a punto de perder el apoyo del gobierno francés. El proyecto Montagne d'Or "no se llevará a cabo", dijo el Ministro de Medio Ambiente François de Rugy, en respuesta a la intensa presión pública.

Salva la Selva celebra esta declaración como un importante paso tras una movilización continua de tres años, de la que participan personas de todo el mundo.

La declaración del ministro francés de Medio Ambiente ha sido hasta ahora la más clara que se ha logrado obtener contra el proyecto de oro Montagne d'Or. Incluso antes de las elecciones europeas, el gobierno había intentado mantener abiertas todas las puertas traseras con expresiones vagas como "no en su forma actual".

A lo largo de los últimos años, el presidente francés Emmanuel Macron ha relativizado repetidamente sus declaraciones públicas sobre el proyecto minero de Montagne d'Or. Desde "haremos todo lo posible para que un proyecto de esta magnitud se haga realidad en la Guayana Francesa" (agosto de 2015), pasando por "un proyecto que podría ser bueno para Guyana" (octubre de 2017), hasta un proyecto que "no es compatible con las reivindicaciones medioambientales", como declaró a principios de mayo de 2019.

Una decisión del "Consejo Ecológico del Gobierno", del 23 de mayo de 2019 ha incrementado aún más la indignación pública hacia el gobierno. En lugar de la decisión final anunciada sobre el proyecto aurífero, la comisión se limitó a repetir las poco claras palabras del Presidente: "El actual proyecto de Monatgne d'Or es incompatible con el requisito de proteger el medio ambiente".

Organizaciones medioambientales y de desarrollo, representantes políticos, parlamentarios y periodistas pidieron al gobierno y, sobre todo, al Ministerio de Medio Ambiente que aclarara su posición de una vez por todas.

Bajo intensa presión pública, el ministro francés de Medio Ambiente, François de Rugy y los ministros de Estado Emmanuelle Wargon y Brune Poirson declararon finalmente una semana después que Montagne d'Or "no tendría lugar".

Sin embargo, el proyecto aún no está totalmente enterrado. La reforma de la ley minera prevista para diciembre de 2019 podría traer aún sorpresas desagradables al respecto. También se esperaba con impaciencia la visita del Ministro de Medio Ambiente de Rugy a la Guayana Francesa a mediados de junio 2019, pero se canceló.

No queremos ignorar estas importantes declaraciones públicas de los ministros y comités, porque demuestran que la presión pública puede marcar la diferencia y alientan que se continúe denunciando el atropello que supone la mina de oro.

Las más de 410.000 firmas a favor de una petición contra la mina de oro industrial en Guyana, recogidas mediante la plataforma de Salva la Selva, también han contribuido a este éxito. Deseamos felicitar a todos los individuos y grupos que han participado directa o indirectamente en la gran campaña internacional para la conservación de la selva amazónica y su biodiversidad.

Por su parte, la campaña Or de Question continúa su lucha y exige: la no renovación de la concesión de la empresa Montagne d'Or, la congelación de los permisos de investigación (PER) de 360.000 hectáreas de tierra otorgados hasta ahora por el Estado francés, el fin del uso de cianuro en minería y, por último, la promoción de 25 sectores de empleo sostenibles, como lo exige el Acuerdo de Guyana.

Permanecemos vigilantes y movilizados. No queremos una mina industrial en la región amazónica: ¡ni el proyecto Montagne d'Or ni otros proyectos de este tipo!