Serengeti: ¡ganaron los animales!

Ñus en el Serengeti Ñus en el Serengeti (Foto: Xavier Surinyach Mateu/Amigos del Serengeti) (© Xavier Surinyach Mateu)

25 jun. 2014

Un gran éxito para celebrar: la Corte de Justicia de Africa del Este EACJ declaró contraria a la ley la construcción de una carretera asfaltada a través del famoso Parque Nacional Serengeti. La corte sentenció que la carretera planificada por el gobierno de Tanzania destruiría el ecosistema.

Los jueces de la Corte de Justicia de Africa del Este EACJ han persuadido al gobierno de Tanzania de construir una carretera asfaltada que atraviese el Parque Nacional Serengeti. Básicamente, los jueces confirman que el renombrado ecosistema del Serengeti es un Patrimonio Mundial de valor incalculable que merece protección total frente al desarrollo de alto impacto.

La construcción tendría un serio impacto en los millones de animales que habitan el parque, especialmente los ñus y las cebras, que realizan la migración annual –una imagen que atrae a miles de turistas y amantes de la naturaleza al Serengeti/Maasai Mara cada año. La carreteria violaría las obligaciones de Tanzania para con las convenciones internacionales y tratados sobre la naturaleza y la conservación de la biodiversidad.

“La naturaleza ha ganado hoy”, dice Josphat Ngonyo, director ejecutivo de Africa Network for Animal Welfare (ANAW). La organización interpuso el caso en 2010 para proteger este recurso para el beneficio no sólo de Tanzania o Africa del Este, sino para toda la humanidad, y sin la intención de interferir en la soberanía de Tanzania como se ha reprochado a lo largo del proceso.

El ministro de turismo de Tanzania declaró que Tanzania “hace tiempo decidió no construir la carretera a través de Serengeti”.

Ahora, a requerimiento del gobierno de Tanzania, Alemania ha comenzado con el estudio de factibilidad para una ruta alternativa.

La amenaza sobre el Serengeti sigue presente

Como reporta Serengeti Watch/Amigos de Serengeti, la amenaza continúa: “aún hay planes para construir una carretera en áreas de migración en el norte, fuera de los límites del parque, pero bien al interior del ecosistema del Serengeti que se extiende más allá. Mientras la corte prohíbe que Tanzania construya la carretera asfaltada, el gobierno mantiene planes de convertir el actual camino de tierra estacional que atraviesa el norte del Serengeti de Oeste a Este en una carretera de grava transitable todo el año y abierta al tráfico de todo tipo de vehículos, camiones y autobuses. Esto incrementaría el tráfico y aumentaría la presión sobre el parque para conectar las vías con las carreteras comerciales asfaltadas”.

Además, existen planes para el establecimiento de dos fábricas de sosa en el lago Natron, área que bordea el ecosistema del Serengeti. Los proyectos continúan a pesar de la oposición local y un nuevo estudio muestra que la extracción de ceniza de sosa acabará con casi toda la población de flamencos enanos de Africa.

Estas y otras graves amenazas ambientales han sido objeto de la petición de Salva la Selva al gobierno de Tanzania. Salva la Selva y Serengeti Watch han cooperado en varias ocasiones para informar al público sobre la campaña para salvar el Serengeti y se han coordinado varias peticiones desde 2011. Agradecemos a quienes han apoyado las peticiones con su firma.

Mas información:

http://www.savetheserengeti.org