El Deutsche Bank se distancia de Bumitama tras presión ciudadana

Junta de accionistas del Deutsche Bank en Frankfurt Directivos del Deutsche Bank confrontaron la crítica de Salva la Selva

29 may. 2014

El Deutsche Bank comunicó a Amigos de la Tierra Europa y a Salva la Selva que vendió sus acciones de la empresa palmicultora indonesia Bumitama. La presión pública surte efecto.

A pesar de las promesas de mejorar de la empresa Bumitama, esta continúa produciendo el aceite de manera ilegal. Bumitama abastece de aceite de palma a uno de los comerciantes más grandes de aceite de palma del mundo, Wilmar Internacional, y recibió apoyo financiero de bancos europeos como HSBC, Deutsche Bank y Rabobank. Las declaraciones del Deutsche Bank tuvieron lugar durante su junta de accionistas del 22 de mayo, después de que Salva la Selva entregara 88.000 (ochenta y ocho mil) firmas de personas de todo el mundo que solicitaban que el Deutsche Bank se distanciara de Bumitama.

Las firmas fueron entregadas a Anshu Jainand y Jürgen Fitschen, directivos del Deutsche Bank por Mathias Rittgerott, un portavoz de Salva la Selva en Alemania, quien comentó: “Es hora de que una institución financiera como el Deutsche Bank escuche las voces tanto de sus clientes y de los ciudadanos de todo el mundo. No apoyamos el aceite de palma, y no queremos que el Deutsche Bank financie en modo alguno a las destructivas empresas que lo producen”.

La declaraciones leídas ante más de 9.000 accionistas denunciaban violaciones de derechos humanos como el asesinato de un campesino en Indonesia, y destrucción de bosques para la expansión de las plantaciones de palma “¿Qué más tiene que pasar para que cancelen sus negocios en el sector de la palma?” pregunta Salva la Selva.

Amigos de la Tierra Europa y Walhi-Amigos de la Tierra Indonesia han llevado a cabo campañas contra estas inversiones del Deutsche Bank en aceite de palma desde octubre de 2013.

Anton P. Widjaya, director de Wahli-Amigos de la Tierra en Kalimantan Oeste dice: “El distanciamiento de Bumitama es un buen comienzo para comenzar a arreglar el destrozo de Bumitama y debe ser seguido por otros bancos e inversores que pretenden invertir responsablemente.”

Amigos de la Tierra Europa presentó a los asistentes a la junta de accionistas del Deutsche Bank en Frankfurt, numerosos casos de robo de tierras (landgrabbing) de Wilmar en Africa e Indonesia, incluidos los casos de Bumitama. El Sr. Fitschen respondió que el Deutsche Bank está dialogando con la empresa Wilmar, pero no está dispuesto a distanciarse de todas las empresas palmicultoras en general, al no existir aún una alternativa al aceite de palma.

Anne van Schaik, responsable de sostenibilidad de Amigos de la Tierra Europa dijo: “El Deutsche Bank ha dado un primer paso positivo. Ahora debe continuar su camino para separarse también de Wilmar, quien a pesar de sus promesas de mejorar su comportamiento, no ha resuelto sus problemas en los países donde operan. El sector de la palma aceitera acumula tantos casos de robos de tierras, deforestaciones y degradación ambiental que no existen excusas para los financieros responsables de haber invertido en él.”

Institutos de crédito norteamericanos y europeos tienen una participación en acciones de 371 millones de euros, y 1.100 millones en préstamos pendientes. Así ING tendría más de 26 millones en acciones; el banco británico HSBC 298 millones en préstamos, y BNP Paribas y el holandés Rabobank 189 y 111 millones respectivamente. El Deutsche Bank tiene 4 millones en acciones y 12 millones en préstamos pendientes.

De parte de Salva la Selva exigimos: ¡ni un euro más para palma aceitera!