Brasil: represa Belo Monte detenida

RaoniLos grupos indígenas del Xingu se oponen decididamente a Belo Monte

16 ago. 2012

„Es una gran victoria, que muestra que el capítulo Belo Monte todavía no está cerrado. Estamos muy satisfechos”, dice Antonia Melo del movimiento Xingu Vivo para Siempre. Un grupo de jueces federales ordenaron nuevamente la inmediata detención de las obras, porque los pueblos indígenas no fueron adecuadamente consultados previamente a la aprobación gubernamental del proyecto. ¡Esto es lo que indígenas y organizaciones ambientales y sociales denunciamos desde hace años!

Es una victoria histórica para el país y las personas del río”, declaró Antonia Melo, portavoz del movimiento Xingu Vivo para Siempre.

El juez Souza Prudente ordenó el martes 14 de agosto la detención de la construcción de la represa Belo Monte a pedido del estado de Pará. La razón es que la empresa constructora Norte Energía no consultó el proyecto con los grupos indígenas y afectados antes de comenzar con las obras, ni les informó suficientemente acerca de las consecuencias. Esto contradice tanto la ley brasilera como los derechos de las minorías, reconocidos internacionalmente. Si a pesar de las ordenes del juez se continúa con las obras, deberán pagar multas de unos 200.000 Euros por día.

Los promotores de Belo Monte cumplieron pocas de las cuarenta condiciones impuestas por la autoridad brasilera antes del inicio de las obras. Las empresas austríaca Andritz y la alemana Voith Hydro son proveedoras de Norte Energía. Belo Monte es considerado un proyecto prestigioso, y por eso el gobierno brasilero lo quiere imponer a toda costa. Hasta ahora, han logrado tumbar todas las decisiones judiciales de detener el proyecto en instancias superiores.

Belo Monte es la peor obra de ingeniería en la historia de Brasil

Los riesgos ecológicos y sociales de Belo Monte son enormes. Para el embalse debe talarse una gran superficie de selvas, y el embalse ocupará 516 kilómetros cuadrados (km2). Las plantas inundadas liberarán grandes cantidades de gas metano, perjudicial para el clima. No sólo la biodiversidad del bosque está amenazada, sino también el propio río. Unos 100 kilómetros del poderoso afluente del Amazonas resultarán casi desecados, y los presas bloquearán importantes rutas de migración de los peces. Entre 20 y 40 mil habitantes del río serán reasentados, desplazados.

Hay expertos que cuestionan incluso la viabilidad económica de Belo Monte, dada la velocidad a la que fluye el Xingu. La revista especializada de ingenieros brasileros calificó “Belo Monte como el peor trabajo de ingeniería dela historia de construcciones en el agua en Brasil, cuando no del mundo”. De la prometida potencia de 11. 233 MW, Belo Monte no podría producir de media más de 4419MW.

Con varias acciones de protesta, Salva la Selva ha colaborado con quienes resisten desde hace décadas a la barbaridad de Belo monte. En agosto de 2011 entregamos más de medio millón de firmas al gobierno brasilero.

¡Gracias a todos los que han estado participando de las protestas internacionales por su apoyo a los pueblos indígenas del Xingu!


Más información:

Página web del movimiento Xingu Vivo para Siempre