100.000 voces de todo el mundo se suman a la defensa ecológica de Intag

Activistas ambientales "Chile puede salvar los bosques nublados de Ecuador", era el mensaje para la embajada chilena en Berlín (Foto: Christine Denck) (© © Christine Denck)

17 sept 2014

Informan al gobierno chileno sobre los impactos ambientales y sociales del proyecto minero de su empresa estatal CODELCO en el Ecuador.

“La gigante chilena CODELCO tiene experiencia en la extracción de cobre en ambientes áridos como el desierto de Atacama, pero carece de experiencia en entornos como el de Intag, una región de bosque nublado subtropical que forma parte de la bioregión Chocó” destaca Carlos Zorrilla de Defensa y Conservación Ecológica de Intag DECOIN, quien llegó a la embajada chilena en Berlín para conversar con su responsable de medio ambiente, Sr. Francisco Mackenney.

Una delegación de Salva la Selva y de la asociación Intag e.V. hizo además entrega de sendas carpetas con documentación y cartas de diversas organizaciones y autoridades de Intag, así como una petición firmada por más de 100.000 personas en la que se explicaba el modo en que Chile puede contribuir a salvar los bosques de Ecuador: retirándose del proyecto minero Llurimagua que significa un impacto demostrado sin precedentes en bosques con una elevada biodiversidad y valor único.

Los abusos de derechos humanos en Intag han aumentado considerablemente con la presencia y actividades crecientes de CODELCO en la zona de Intag, y aún así, el Sr. Mackenney argumentó que las cuestiones de derechos humanos son responsabilidad del país afectado -en este caso Ecuador.

Así pues, la delegación se dirigió a continuación a la embajada ecuatoriana, donde fue recibida por el Ministro de la embajada, Sr. Fernando Bucheli. Hay que destacar que hasta la fecha, ninguna autoridad competente del Ecuador ha respondido a los pedidos internacionales de explicaciones acerca de la detención de Javier Ramírez, agricultor y padre de familia encarcelado desde abril de este año por oponerse -como la mayoría de la población de Intag - al proyecto minero y sin haber cometido ningún tipo de delito. El Sr. Bucheli confirmó que -al igual que las organizaciones ambientales y sociales que se han solidarizado- tampoco la embajada ha recibido respuestas de parte de las autoridades de Ecuador que tienen competencias en el caso. “Desde todo el mundo, organizaciones y personas que hemos estado en Intag y conocemos a Javier Ramírez y su rol como presidente de su comunidad y defensor de los bosques seguimos pidiendo más que respuestas: su liberación inmediata y sin cargos”, dice Susann Abouledahab de la Asociación Intag e.V. de Alemania.

Las preocupaciones fueron recibidas con gran interés y preocupación junto con el compromiso de transmitirlas a las autoridades relevantes en ambos países. “Nos dijeron que podrían pasar meses hasta recibir respuestas por lo que nos disponemos a continuar dando un seguimiento exhaustivo al caso y la presión ciudadana es un elemento fundamental a la hora de defender la naturaleza y los derechos humanos”, dice Guadalupe Rodríguez de Salva la Selva.