Compra de bosque en el Paraguay: Entrevista con dos líderes Ayoreo

La entrevista fue registrada por la organización Iniciativa Amotocodie, el 22 de octubre de 2009 Mateo Sobode Chiquenoi (M.) es el actual presidente de la UNAP (Unión de Nativos Ayoreo de Paraguay). Explica que nació en el territorio Ayoreo en Cerro León, Norte del Chaco de Paraguay, y que junto con su familia fue contactado por misioneros y deportado del territorio cuando tenía solo 8 años, en 1961. Aquino Aquiraoi Picanerai (A.) fue presidente de la UNAP de 2003 a 2007. También nació en la selva chaqueña, en su caso en la zona de los garay [? natürliche Lichtungen oder Wiesenpartien in der Gegend namens Chovoreca], cerca de Chovoreca. Fue contactado por los blancos cuando tenía tres años y llevado a una misión. Según como contaba su mamá, tendría ahora 43 años. Ambos viven hoy en el asentamiento de Campo Loro/ Chaco Paraguayo. 1. Como es la situación actual del pueblo Ayoreo, y especialmente de los grupos Ayoreo "no contactados"? (A.) La vida es muy pesada para nosotros los que hemos sido contactados por la civilización. Por el otro lado, los “aislados” o “no contactados” que siguen viviendo en la selva, deben estar muy preocupados por la destrucción de los bosques del territorio pero a parte de esto deben estar contentos porque tienen su vida de siempre que les permite ser Ayoreo. En la vida en el monte no les falta nada, tienen todo lo que necesitan. A nosotros, los que vivimos con los blancos, nos faltan muchas cosas. Los blancos nos han destruido todos nuestros poderes, entre ellos él de nuestra religión y él de nuestros chamanes, que son nuestros sacerdotes. Con sus prohibiciones, los misioneros también rompieron el equilibrio que teníamos en la relación entre hombres y mujeres. (M.) Primero, nos han quitado de nuestro tierra y después nos han quitado todo lo que es propio del ser Ayoreo. La gente del monte, los no contactados, ellos tienen todavía mucho poder. Pero pensamos que es la deforestación que avanza la que a ellos les debe preocupar más. 2. Como se beneficia el pueblo Ayoreo con la compra de los bosques? (A.) Hay dos beneficios con la compra de tierra. Hay un beneficio para los aislados o no contactados, ya que con la compra de una parte de su bosque se ayuda a asegurar que puedan seguir viviendo, y su subsistencia. Claro que lo que se puede comprar no es tan grande, pero dentro de su territorio se convierte en una zona tranquila en la que ya nadie puede entrar. Para el resto de los Ayoreo que ya vivimos fuera de nuestro territorio, el beneficio se dará recién en el futuro cuando, por causa de la deforestación y de la privatización de nuestro territorio ya no habrá más tierra y bosque que nos queda. (M.) Otro beneficio es que la compra de bosques nos da mucho ánimo para pensar en nuestro territorio...nos da fuerza. (A.) Cuando pensamos en el cambio climático y todas las estrategias equivocadas que nos presentan ahora los blancos, nosotros consideramos que una solución sería que el gobierno nos devuelva por lo menos una parte un poco grande de nuestro territorio que en este momento todavía es casi todo bosque, en muchas partes todavía. Esto podría realmente servir en la lucha contra el cambio climático, antes de que todos los bosques se destruyan. Si los bosques vuelven a ser nuestros, los podemos proteger, mientras que, si quedan en mano de los propietarios blancos, los seguirán deforestando hasta la último. 3. La compra de bosques/terrenos no debilita sus derechos y demandas para el reconocimiento legal de su territorio ancestral por parte del estado paraguayo? (M.) Para nosotros no es un debilitamiento. La razón principal que en este momento justifica la compra de tierra es la protección urgente de los aislados. Esa es una emergencia. Dado que muchos desconocen, o no reconocen de la existencia de los grupos aislados, es muy difícil protegerlos a ellos. La compra de tierra sirve principalmente para crear aunque sea una medida de protección chiquitita para ellos. Al mismo tiempo, también reclamamos al estado la devolución de nuestro territorio, y eso va a beneficiar tanto a la gente del monte, los no contactados, como al resto de los Ayoreo. Pero con la actual compra de tierra y bosques se va a beneficiar a los aislados. Pensamos que uno cosa no excluye a la otra, y ambas acciones tienen que ser promovidas. 4. Como se "garantiza" que los bosques comprados no sean vendidos en el futuro, o la vegetación talada para hacer lugar a otros usos? (A.) La mejor garantía es que la tierra comprada sea titulada a nombre de nuestro Pueblo, representado por nuestra organización UNAP. La organización no tiene dueño, es de todos nosotros, y esto significa que la tierra, con la titulación para nosotros, tampoco tendrá dueño sino que pertenecerá a todos los Ayoreo. Esto significa que la tierra no puede ser vendida. Tampoco puede ser saqueada o deforestada por el beneficio de algún individuo o algún propietario. (M.) Para proteger al bosque comprado contra el saqueo y la deforestación por parte de terceros, hace falta un control y monitoreo constante en la zona. Este monitoreo es la tarea de la misma organización UNAP. Desde el 2005, estamos monitoreando amplias partes de nuestro territorio conjuntamente con Iniciativa Amotocodie, es un monitoreo para proteger a los grupos aislados, pero también nos sirve para monitorear lo que pasa con los bosques. Justamente para eso se fundó la organización, para defender el interés del pueblo Ayoreo frente a la sociedad envolvente o blanca. 5. Como ve el futuro del Chaco y de un "desarrollo" social y ambientalmente compatible? (A.) Es fundamental que se tenga que reducir la deforestación. Este año, hubo partes del Chaco que no recibieron lluvias durante 12 meses, otras no recibieron por 10 meses. Ya no hay estaciones. Ya no sabemos donde estamos, si es verano o invierno. No hay lluvia, hace más frío, hasta ahora por ejemplo hay viento sur, a pesar de estar en octubre. Si paramos la deforestación, hay una posibilidad de seguir viviendo en el Chaco, pero si sigue así la deforestación, hasta los ganaderos van a sufrir. (M.) Estos planes de desarrollos en el Chaco [se refiere a todos los planes de desarrollo gubernamentales, o los promovidos por organismos de la cooperación de otros gobiernos, o multilaterales como el BID/ IIRSA, Banco Mundial] nos conducen siempre a más miseria. Cuando los blancos hablaron de desarrollo, esto siempre significó para nosotros la perdida de nuestro territorio y de nuestra cultura. No poder acceder a nuestro monte y a nuestro territorio, y la desaparición de nuestro monte hace que seamos cada vez más débiles y que nos enfermemos cada vez más. 6. Que puede hacer la gente en Alemania para ayudar al pueblo Ayoreo y la naturaleza/ el ecosistema del Chaco? (M.) Que siga ayudándonos para la compra de bosques que nosotros reconocemos como nuestro territorio. No somos como ganaderos, sino nosotros cuidamos a nuestros bosques, y así también a nuestra gente no contactada que viven en esos bosques. (A.) También es bueno, al mismo tiempo, que la gente en Alemania apoye con campañas nuestro reclamo territorial al gobierno paraguayo. Y que haya una campaña continua contra la deforestación en el Chaco, eso es muy urgente! [Entrevista registrada por Iniciativa Amotocodie, el 22 de octubre de 2009]