Más derechos territoriales en Borneo

Muchacho empujando una carretilla con frutos de palma aceitera Robo de tierras, destrucción de las selvas y la siembra de discordia son características del negocio de la palma aceitera (© Save Our Borneo) Reunión de habitantes de la comunidad de Penyang con periodistas, Borneo Firmes contra la industria del aceite de palma: el pueblo de Penyang, en Borneo (© Save Our Borneo)

24 feb 2022

Su ejemplo es alentador. El Sr. Hiden, de la pequeña comunidad de Penyang, en Borneo, ganó un caso contra una poderosa empresa de aceite de palma. Según la sentencia judicial, la empresa tiene que devolver las tierras robadas.

"En Borneo hay innumerables casos de acaparamiento de tierras y conflictos territoriales. Muchos defensores de la selva se ven arrastrados a los tribunales. Pero sólo unos pocos encuentran valor de defenderse. Es el caso del Sr. Hiden, de la aldea de Penyang", cuenta Safrudin, de la organización Save Our Borneo, con la que trabajamos.

Hiden vive en Penyang, una comunidad en Kalimantan Central y acaba de ganar en los tribunales a la empresa de plantaciones PT. Masawit Bangun Persada (HMBP). En 2005, HMBP amplió una de sus plantaciones ocupando 2.000 hectáreas de bosque y para ello, ocupó terrenos del pueblo de Penyang en contra de la voluntad de sus habitantes y de la prohibición explícita de las autoridades.

Desde entonces, el conflicto por la tierra ha estado permanentemente activo. HMBP taló la selva y plantó palma aceitera. Los habitantes de Penyang se dirigieron repetidamente a las autoridades, se manifestaron y acudieron a los tribunales. Hasta ahora había sido en vano.

Lo que es peor, en este tiempo algunas personas fueron sometida a amenazas y encarcelamiento. En lugar de castigar a la empresa, criminalizaron a los habitantes de la comunidad. En febrero de 2020, Dilik, Hermanus y James Watt, residentes en Penyang, fueron encarcelados acusados de robar frutos de la palma. Este caso de criminalización terminó de forma trágica: Hermanus murió en la cárcel y sus dos compañeros fueron condenados.

Ahora finalmente, el 16 de febrero de 2022, un tribunal sentencia en el caso del Sr. Hiden a favor de la comunidad. La apropiación de tierras había sido ilegal y deben desalojar las 15 hectáreas de Hidens.

Según Safrudin, director de Save Our Borneo, este es sólo uno de los muchos conflictos por la tierra en Borneo. Viene apoyando a la comunidad en su lucha por los derechos territoriales a lo largo de los años.

"Hay muchos casos similares de acaparamiento de tierras y criminalización por causa del aceite de palma en Borneo, pero sólo unas pocas personas perseveran y muestran tanto valor como Hiden. El tribunal ha fallado correctamente a su favor".

"Esta sentencia es una primera pequeña victoria para Penyang. Y es un caso que ahora el poder judicial puede tomar como ejemplo. Así es como deben aplicarse las leyes en Indonesia".