Aumenta preocupación por desplazamientos de Masái en Tanzania

Indígena Masái Los masái son uno de los pueblos más conocidos de África oriental (© hadynyah/istockphoto.com)

7 feb 2022

En Tanzania, la situación del pueblo masai está llegando a un punto crítico. Las autoridades están concretando planes para desalojar a decenas de miles de personas. Supuestamente, lo hacen en beneficio de la conservación de la naturaleza, pero en realidad pretenden promover el turismo.

El conflicto se centra en la región del cráter del Ngorongoro. Allí el pueblo indígena Masái coabita junto a una impresionante diversidad de animales. Para proteger mejor la naturaleza, el gobierno de Tanzania quiere desplazar a más de 80.000 personas, escribe el Oakland Institute en su estudio The looming threat of eviction. La "conservación de la naturaleza" es un pretext., En realidad se trata de obtener mayores ingresos por el turismo.

Las amenazas de desalojo son también una reacción a las críticas de la UNESCO sobre el supuesto mal estado del Ngorongoro, patrimonio mundial según la institución.

Según ha sabido el Instituto Oakland, la autoridad regional de conservación habría solicitado un presupuesto para el reasentamiento. La operación podría comenzar a finales de febrero. Además, la comunidad de Loliondo han sido informada de que 1.500 kilómetros cuadrados de su tierra ancestral se declararán corredor de fauna, lo cual afectaría a otras 80.000 personas. El trasfondo es la promoción del turismo de safari y de caza, organizado, entre otras, por una empresa de los Emiratos Árabes Unidos.

"El hecho de que los masái se vean amenazados una vez más con el desplazamiento para satisfacer a la familia real de los Emiratos Árabes Unidos demuestra que el gobierno tanzano sigue dando prioridad a los ingresos del turismo a expensas de los pastores indígenas que gestionan la zona de forma sostenible durante generaciones", afirma Anuradha Mittal, directora ejecutiva del Instituto Oakland.

Sava la Selva y Oakland Institute están difundiendo una petición desde julio de 2021 para apoyar las demandas de los masái de poner fin a los desplazamientos, la violencia y la pobreza. El 8 de septiembre de 2021, se entregaron 93.740 firmas en la Embajada de Tanzania en Berlín y a la UNESCO. Mientras UNESCO guarda silencio, el gobierno parece estar avanzando en sus propósitos.

Para lograr la atención y acción de las Naciones Unidas sobre el caso, seguimos recogiendo firmas: por favor, firma la petición si aún no lo ha hecho.