Banco alemán DEG no se toma en serio el desplazamiento de indígenas en Panamá

Protesta ante DEG en Colonia, Alemania Protesta ante la sede del banco alemán DEG (© urgewald)

20 jun. 2016

Colonia, 20-06-16 Sin acuerdo con la población indígena afectada comenzó la inundación de la represa panameña Barro Blanco. Después de años de protestas y mesas de diálogos, el gobierno panameño y la empresa GENISA responsable del proyecto deciden avanzar. El agua está ahora a sólo unos metros de las casas de la población indígena, que pronto deberá abandonar el lugar. En agosto 2015, se había convenido entre gobierno y representantes de la población afectada que la inundación no comenzaría en ningún caso antes de alcanzarse un acuerdo.

En 2011, el banco alemán de desarrollo Deutsche Investitions- und Entwicklungsgesellschaft (DEG), filial del banco estatal KfW, concedió un crédito de 25 millones de Usdólares a la empresa GENISA para el proyecto.Las comunidades Ngäbe Buglé afectadas nunca estuvieron de acuerdo. El caso fue investigado por el mecanismo de quejas de DEG. El resultado de mayo de 2015: no existió una consulta adecuada.“

En lugar de comprometerse con la detención inmediata de la inundación, DEG y el gobierno alemán comprueban en este momento si el actual comportamiento inescrupuloso de GENISA al llevar a cabo la inundación se puede justificar con el acuerdo de agosto de 2015, ya que oficialmente se trata e un „llenado de prueba“. „Inundación de prueba o no, el hecho es que la población se verá forzada muy pronto a dejar su tierra. En lugar de hacer juegos de palabras, la empresa responsable y el banco DEG deben tomarse en serio de una vez los derechos de las personas que habitan el lugar y detener inmediatamente la inundación“, exige Kathrin Petz, responsable de campañas de la organización alemana Urgewald. „Además, las comunidades afectadas no han sido informadas con antelación de la inundación“, critica Pierre-Jean Brasier, de la organización Carbon Market Watch, la cual tiene su sede en Bruselas.

Además de los daños para la biodiversidad, la represa inundará las casas y los territorios agrícolas de cuatro comunidades que viven y dependen de las mismas en régimen tradicional de subsistencia. „Junto con las personas afectadas exigimos a DEG enviar una delegación independiente a la región afectada y que se ocupen de que se lleven a cabo nuevos diálogos“, exige Guadalupe Rodríguez de Salva la Selva.

Más informaciones:

Fotos de la inundación y de la acción de hoy ante DEG

Video de la inundación del embalse tomado con dron (link externo)

Actualización río Tabasará y situación Barro Blanco

Contactos:

Guadalupe Rodríguez, Salva la Selva/ Rettet den Regenwald e.V.: 040-41038043, guadalupe@regenwald.org

Kathrin Petz, urgewald (alemán): 0152 02 14 93 41, kathrin.petz@urgewald.org

Pierre-Jean Brasier, Carbon Market Watch (inglés): 0032 2 335 36 64, pj.brasier@carbonmarketwatch.org