Mucha solidaridad para Galicia en su rechazo a la megaminería

Manifestación masiva en contra de la megaminería el 2 de junio 2013 en Santiago de Compostela

31 may. 2013

Galicia no está sola en su defensa de la tierra y de la vida. Al conocer la alarma encendida en la comunidad gallega por los proyectos mineros que amenazan el territorio de esa comunidad, y la manifestación convocada el próximo domingo 2 de junio por la plataforma ContraMINAcción de afectados por minería en Galicia, muchas comunidades afectadas por la minería en otras partes del mundo han enviado desde ultramar su solidaridad y apoyo incondicional.

Desde Ecuador, Klever Calle, miembro de la Comunidad Ecologista Quizha-Quizha en la ciudad de Cuenca, al sur del Ecuador dice “si hemos recibido a menudo la solidaridad desde esas tierras, no podemos quedarnos indiferentes ahora. Más allá de las identidades, somos hermanas y hermanos en el sueño de otro mundo posible” y Chela Calle se une a esta solidaridad con el envío de “un abrazo solidario y lleno de fuerza. Sabemos que su lucha y apuesta por la vida también es nuestra, porque somos hijas/os de esta gran Pachamamita (madre tierra) y la defenderemos donde estemos”. La comunidad forma parte de la Asamblea de los Pueblos del Sur en Defensa de la Naturaleza. Saben muy bien de qué se habla en Galicia cuando se defiende la tierra en contra de la megaminería. En su país, los campesinos que defienden el agua y la vida enfrentan procesos judiciales tras haber sido injustamente criminalizados por la empresa minera y el gobierno ecuatoriano (1).

También desde la provincia de Imbabura, Ecuador, se adhiere Defensa y Conservación Ecológica de Intag “a la lucha que lideran en Galicia contra la estupiez y el cortoplacismo de los gobiernos y empresas mineras”. Es esta una zona en resistencia a la gran minería de cobre desde 1995, en la que la firme oposición de la población de la zona a la entrada de las empresas mineras mantiene todavía alejadas a las transnacionales y así también intactos a los bosques nublados de alta biodiversidad.

El Observatorio de Conflictos Mineros en América Latina OCMAL es incansable en la denuncia de los impactos ambientales y sociales de la minería de México a la Patagonia. Desde OCMAL se habla de agotamiento y contaminación del agua, destrucción de ecosistemas, efectos nocivos en la salud de las personas, desplazamientos forzados, destrucción de suelos, contaminación del aire, cooptación de dirigentes, división de comunidades, militarización de las zonas mineras, criminalización de oposición a la minería, delincuencia, drogadicción, alcoholismo, prostitución, el no pago de impuestos y regalías, debilitamiento de los sistemas democráticos, entre otros muchos. OCMAL está compuesto por cuarenta organizaciones afectadas directamente por la minería y en esta ocasión extienden su solidaridad unánime hasta Galicia al adherirse a las protestas.

Desde Argentina, la Asamblea Buenos Aires No a la Mina acompaña la movilización desde la distancia recordando que “el agua y la vida no se negocian”. Al mismo tiempo, desde Jalisco en México la Asociación de Apoyo a los Grupos Indígenas AJAGI A.C. que trabaja junto al Pueblo Huichol en la defensa de su territorio sagrado de Wirikuta de la invasión de las empresas mineras canadienses, declaran que se unen a la solidaridad con la lucha de los hermanos de Galicia en contra de la megamineria que se pretende hacer en sus hermosas tierras” y que “juntos podemos más, ánimo y mucho espíritu”.

Otras organizaciones como el Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales OLCA, CooperAcción, la Organizacion Ciudadana Ambiental de Salamanca OCAS de Choapa en Chile Acción Ecológica y expertos con larga trayectoria en la resistencia a proyectos mineros como Ulises García (2) de Perú o William Sacher (3) de Canadá se han solidarizado de la misma manera, y sugerido por su parte la realización de intercambios de experiencias y estrategias.

Guadalupe Rodríguez, de la organización internacional Salva la Selva, declara que “la experiencia de años de seguimiento de procesos de resistencia a la minería en todo el mundo nos hace llegar a la conclusión de que resistir da frutos. Si quieren salvarse de la destrucción minera, los pueblos de Europa pueden reflejarse en experiencias previas que se les están ofreciendo desde ultramar, como las consultas comunitarias, legislaciones innovadoras en protección de la naturaleza, principios como el del buen vivir o sumak kawsay, o juicios internacionales a las empresas transnacionales. Y dentro de sus fronteras deben sin duda estudiar detenidamente la Estrategia de Materias Primas de la Unión Europea, política comunitaria que en última instancia es uno de los factores determinantes que catapulta este hambre de metales y minerales no energéticos”, concluye (4).

 

Más información: http://www.mineriagalicia.org/


NOTAS:

(1) Videos: ¡Quizha, Quizha, Cornerstone! ; Los 17 de Shaglly (); y Sin la Yakumamita 

(2) Experto en consultas populares sobre la minería. Hijo de Godofredo García, quien murió defendiendo su comunidad de un proyecto minero de oro .

(3) Autor de Negro Canada. Saqueo, Corrupción y criminalidad en el África.

(4) Unión Europea: saca el metal y corre. Los países emergentes, la Unión Europea y las materias primas no energéticas del Sur global