Una vez más: ¡No queremos Belo Monte!

Que el gobierno brasilero escuche!!! 604.317 cartas en contra de Belo Monte

9 feb. 2011

Más de medio millón de cartas en contra de la megarepresa hidroeléctrica Belo Monte entregadas al gobierno brasilero.

La petición fue coordinada por organizaciones brasileras como el Movimento Xingu Vivo para Sempre, el Conselho Indigenista Missionário, el Movimento dos Atingidos por Barragens MAB, la Coordenação das Organizações Indígenas da Amazônia Brasileira e internacionales como Avaaz, Amazon Watch, International Rivers y Salva la Selva.

Cientos de indígenas, moradores de las riberas del río y agricultores brasileños se concentraron en Brasilia para la entrega de las firmas por los líderes indígenas. Una delegarción fue recibida por el Ministro de la Secretaría General de la Presidencia en funciones, Rogério Sotilli.

“No queremos Belo Monte porque destruirá nuestros ríos, nuestra selva y nuestra forma de vivir”, dijo el dirigente indígena Raoni Metuktire, quien exigió ser tratado de “igual para igual, porque aqui todos somos autoridades”. A continuación hizo u relato duro de los impactos de grandes obras sobre la población indígena y sobre el medio ambiente, y pidió una audiencia con la presidenta Dilma Rousseff. Además de exigir la cancelación de Belo Monte, enfatizó la demanda de participación de la sociedad civil en los procesos de definición de la política energética nacional. Exigen además la dimisión del presidente de la Fundación Nacional do Indio FUNAI, Marcio Meira. Por su parte, el dirigente indígena Ireo Kayapo declara que “las comunidades no han recibido la información necesaria sobre el proyecto ni han sido consultados”. "Esta es una defensa a vida o muerte," dijo Sheyla Juruna, otra de las delegadas que añadió que “no se trata sólo del río sino también de nuestra salud”.

Y “No queremos Belo Monte” fue precisamente el título de una de las acciones de envío de cartas internacionales a las se sumaron miles de personas con su firma a través de la web de Salva la Selva en diferentes idiomas.

La megarepresa hidroeléctrica planificado en la cuenca del Amazonas podría ser la tercera más grande del mundo, después de la de las Tres Gargantas (China), y la de Itaipu (Brasil y Paraguay), según la BBC. Además, dañará el mayor bosque tropical sobre la tierra. Está planificado el inicio de la construcción y las autoridades insisten en que se trata de un elemento crucial para el desarrollo y la creación de empleo. Prometen que las poblaciones afectadas serán compensadas y reasentadas. Pero precisamente los afectados, refutan contundentemente las afirmaciones de que las represas proporcionarán "energía limpia": la riesgosa inversión de USD 17 mil millones, el desvío de casi todo el caudal del río Xingú en un tramo de 62 kilómetros, la inundación de más de 100.000 hectáreas de selva tropical, el desplazamiento de más de 50.000 personas y la desaparición de sus poblaciones y las enormes cantidades de metano que se generarán -un gas de efecto invernadero por lo menos 25 veces más contaminante que el dióxido de carbono. También se cuestiona la viabilidad técnica y económica de las grandes represas.

A pesar de la gran oposición, tras la recepción de las firmas, Sotilli sólo reafirmó que la presidenta buscará profundizar el diálogo con los movimentos sociales, y concluyó diciendo que “se hará lo que se tenga que hacer”. La secretaría general de la presidencia propone además la creación de un grupo de trabajo que todavía debe ser definido.

A pesar de las promesas de diálogo, los movimientos sociales siguen cuestionando la falta de respuestas concretas a sus demandas y la insistencia del gobierno en continuar adelante. Además, el ambicioso plan energético del gobierno brasilero incluye más de 60 grandes represas en el Amazonas.

El 8 de febrero de 2011 fueron entregadas 69.264 firmas de varias acciones de Salva la Selva en contra de la megarepresa de Belo Monte.

Foto: International Rivers

Algunas de las acciones de Salva la Selva en contra de Belo Monte

En alemán

Megastaudamm in Brasilien: Wir wollen Belo Monte nicht

Die Ureinwohner in Brasilien rufen um Hilfe: Die brasilianische Regierung muss den Megastaudamm von Belo Monte stoppen

Amazonas: Staudämme bedrohen indigene Völker und Regenwälder

Wir fordern: Keine europäische Beteiligung an Mega-Staudamm im Amazons

Staudamm für Aluminium - ein Bischof stellt sich quer - Protestieren Sie mit!


En español

Megarepresa en Brasil: ¡ No queremos Belo Monte !

URGENTE- Represa en Brasil: detener a GDF Suez

En francés

Méga barrage au Brésil: nous ne voulons pas de Belo Monte


En portugués

Não queremos a Belo Monte!
Hidroelétrica Belo Monte ameaça rio, povo e biodiversidade