¡Necesitamos nuestras tierras, no palma aceitera!

Niña Pala’wan en su comunidad con un taro, verdura local Familias indígenas Pala'wan cultivan tradicionalmente vegetales en sus huertos (© CALG)

La expansión de la palma aceitera en las Filipinas tiene graves implicaciones no sólo para las tierras, tradiciones y cultura de los pueblos indígenas, sino también para el medio ambiente y las futuras generaciones. Di a las autoridades de ese país que detengan las inversiones procedentes de Malasia entre otras.

Carta

Para: H.E. Rodrigo Roa Duterte, Presidente de la República de las Filipinas; Hon. Regina Paz Lopez, Secretaria, Departmento de Medio Ambiente y Recursos Naturales DENR y otros

Detengan la expansión de la palma aceitera en Filipinas que representan un golpe final para los derechos de los pueblos indígenas y el medio ambiente del país.

Leer la carta

Palawan, la isla filipina patrimonio de la humanidad y reserva de la biosfera de la UNESCO es conocida por sus selvas tropicales, y está sufriendo una intensa conversión de tierras en plantaciones de palma. Esto daña irreparablemente a los ecosistemas y al modo de subsistencia de cientos de comunidades.

Han talado al menos 9.000 hectáreas en Palawan, donde se encuentran las selvas más importantes de Filipinas. ALIF, empresa presente en diferentes países de Asia, planifica su expansión a gran escala. De acuerdo a informaciones del Manila Bulletin y de Coalition Against Land Grabbing CALG, empresas como Malaysian Sun Palm Oil Corp y Philippine Dubana Resources Dev’t Corp también pretenden establecer plantaciones de palma en grandes áreas al sur de Palawan. En Mindanao, 128.000 hectáreas de tierra se están destinando a plantaciones de palma aceitera en la provincia Agusan del Sur. Ahora, inversores malasios quieren establecer otra inversión de mil millones en Palawan y Mindanao.

Cuando el presidente Duterte subió al poder, comenzó a confrontar la minería. Las empresas deberían plantar árboles, respetar los derechos de las personas y evitar la contaminación que destruye los ecosistemas, afirmó. Desde CALG dicen: “Por qué apoya a la industria de palma aceitera tristemente célebre por su elevado costo ambiental, uso de gran cantidad de químicos, empobrecimiento de las comunidades y su endeudamiento con empresas y bancos?”.

El llamamiento conjunto de indígenas y campesinos a una moratoria para la expansión de la palma aceitera es la única solución para detener la apropiación de los recursos naturales de manos de sus usuarios tradicionales. Se necesita la tierra para garantizar la seguridad alimentaria de la población filipina y no para cultivos industriales para el mercado internacional. Firma la petición.

Más información

El anterior gobierno filipino estaba impulsando la conversión de un millón de hectáreas en todo el país en plantaciones de palma. Habían prometido justicia y prosperidad con la expansión de la palma aceitera en Mindanao y Palawan. Sin embargo, malestar social persiste junto con graves violaciones de los derechos humanos, ejecuciones extrajudiciales de activistas indígenas, desplazamientos forzosos, tala de selvas vírgenes, pérdida de biodiversidad, erosión genética de cultivos tradicionales, malnutrición creciente, bajas tasas de empleo y condiciones laborales de explotación.

El 28 de julio de 2016 se entregó una petición firmada por más de 4.200 campesinos e indígenas a la oficina del presidente Duterte y a la secretaria (ministra) de Medio Ambiente Gina Lopez pidiéndoles apoyo para el llamamiento a una moratoria de la expansión de palma aceitera. Pero hasta hoy, la respuesta del gobierno ha sido lenta y no concluyente.

Mientras la expansión de la palma continua sin descanso, la subsistencia del pequeño campesinado y los pueblos indígenas están afectados seriamente. “La empresa San Andres está avanzando hacia la formación de piedra caliza cubierta de bosques en Tres Marias (Poon it batu), que es uno de los lugares más sagrados para nosotros y la fuente original de nuestra cosmología”, dice un miembro de la tribu Pala’wan de Kadulan, en Barangay Panalingaan (Municipio de Rizal).

La posición de los contrapartes de Salva la Selva en la región, la Coalicition Against Land Grabbing CALG es “pedir a Regina Lopez, secretaria del Departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales DENR permanecer fiel a los principios que defiende como que ‘haga lo que haga el gobierno, el bienestar de la gente tiene que ser primordial’. Es de hecho inmoral y socialmente injusto permitir a las empresas palmicultoras hacer dinero y poner en riesgo el medio ambiente y las vidas de los campesinos e indígenas”.

“El gobierno debe hacer planes para restablecer los medios de subsistencia de las comunidades y el medio ambiente ya afectado de manera muy negativa por la industria de la palma aceitera, en lugar de invitar a inversores malasios a repetir más de lo mismo”, es la posición de la tribu Pala’wan de Sarong (Municipio de Bataraza).

La Coalition Against Land Grabbing, organización líder en la campaña contra la expansión de la palma aceitera considera que la usurpación de las tierras ancestrales y dominios indígenas sin su consentimiento libre, previo e informado representa una gran violación de la Sección 59 de la Ley de Derechos de los Pueblos Indígenas (R.A. 8371). Según la Coalición es irresponsable impulsar la expansión masiva de la palma aceitera en ausencia de mapas claros que muestren la propiedad, elevación, clasificación de la tierra y otros datos de las áreas en las que se planifica llevar a cabo tal expansión.

Más información

‘Washing out Diversity’: El Impacto del Desarrollo de la Palma Aceitera sobre Productos Forestales No Maderables, Subsistencia de los Pueblos Indígenas y Trabajos Artísticos en la Isla Palawan (Filipinas)

La Coalition Against Land Grabbing informa sobre los impactos de la palma aceitera en las Filipinas :

Informe georeferenciado de Palawan, parte 1 Palawan Geotagged Report Part 1

Informe georeferenciado de Palawan, parte 2 Palawan Geotagged Report Part 2

Informe Georeferenciado de Sarong Sarong Geotagged Report

Carta de Calg a la Ministra de Medio Ambiente Ms. Gina Lopez CALG letter to DENR Secretary of the Department of Environment and Natural Resources (DENR) Ms. Gina López

Empresa filipina estudia establecer 10000 hectáreas de plantaciones de palma aceitera en Palawan Filipino company mulls 10000-hectare oil palm plantation in Palawan

En Palawan, plantaciones industriales existentes están gestionadas por empresas como Agumil, San Andres y CAVDEL ya han invadido plantaciones y dominios ancestrales. Ver:

Informe de Quezon Philippines CENRO Report Quezon

Informe de Sandoval Philippines CENRO Report Sandoval

Carta de la Comisión Nacional de Pueblos Indígenas Letter by the National Commission on Indigenous Peoples

Carta de CALG a la ministra de medio ambiente Gina Lopez pidiéndole acciones tangibles y comprometidas para detener la expansión de la palma en Palawan y en todo el país.

La petición también se enviará a las siguientes autoridades:

Hon. Charito B. Plaza, General Director, Philippine Economic Zone Authority (Peza),

Hon. Ramon M. Lopez, Secretary, Department of Trade and Industry (DTI)

Hon. Raphael Mariano, Secretary, Department of Agrarian Reform (DAR)

Hon. Emmanuel Piñol, Secretary, Department of Agriculture (DA)

Mr. Avelino Andal, Administrator, Philippine Coconut Authority - PCA

Mrs. Leonor T. Oralde-Quintayo, Chairperson, National Commission on Indigenous Peoples (NCIP)

Hon. Jose Chaves Alvarez, Governor of Palawan

Dr. Nelson P. Devanadera, Executive Director, Palawan Council for Sustainable Development (PCSD)

Carta

Para: H.E. Rodrigo Roa Duterte, Presidente de la República de las Filipinas; Hon. Regina Paz Lopez, Secretaria, Departmento de Medio Ambiente y Recursos Naturales DENR y otros

Sras. y Sres.:

Les escribo para expresar mi apoyo al llamamiento conjunto de los pueblos indígenas de Palawan y campesinos para:

-establecer inmediatamente una moratoria a la expansión de las plantaciones de palma aceitera en Palawan y en todo el país;

-detener de modo decisivo a empresas malasias y extrajeras de ocupar el suelo filipino;

-garantizar inspecciones ambientales estrictas de las plantaciones existentes de palma aceitera, auditando puntualmente y revisandolas del mismo modo que DENR está ya haciendo con las empresas mineras;

-cerrar sin compromisos todas as operaciones palmicultoras que se encuentre que han violado la seguridad ambiental y las leyes y reglamentos de salud y seguridad, así como los derechos de los pueblos indígenas como están consignados en la ley IPRA de derechos de los pueblos indígenas;

-planificar cuidadosamente e implementar proyectos de restauración de los sistemas de subsistencia y las tierras de aquellas comunidades rurales e indígenas impactadas duramente por la expansión de la palma y

-finalmente trabajar por una reforma agraria que haga posible a los campesinos tener una vida decente viviendo de una producción saludable de cultivos en sus tierras, y por lo tanto, no fomentando la privatización de estas últimas por las grandes corporaciones

Atentamente,

Información breve sobre el tema Aceite de palma

El punto de partida – La selva en el tanque y en el plato

Con 66 millones de toneladas por año, el aceite de palma es el aceite vegetal que se produce en mayor cantidad. Su bajo precio en el mercado global y sus características de fácil procesamiento han hecho que en la actualidad, uno de cada dos productos industriales de los que compramos en el supermercado lo contengan entre sus ingredientes. Además de las pizzas congeladas o precocinadas, galletas, margarinas, el aceite de palma también se encuentra en las cremas corporales, jabones, maquillajes, velas y detergentes.

Lo que casi nadie sabe: en la Unión Europea fluye casi la mitad del aceite de palma importado en el llamado biocombustible. La obligación por ley desde 2009 de mezclar el biocombustible con la gasolina y el diesel es una importante causa de la deforestación de las selvas tropicales.

Desde entonces, las plantaciones de palma aceitera se han extendido en el mundo hasta 27 millones de hectáreas. En una superficie tan grande como Nueva Zelanda, las personas y animales quedan sometidas a la expansión de estos „desiertos verdes“.

Las consecuencias – La muerte hasta en la sopa de sobre

En la humedad de los cálidos trópicos en torno a la línea del ecuador se encuentran las condiciones óptimas para el crecimiento de la palma aceitera. En el sudeste de Asia, Mesoamérica y África se talan y queman día a día amplias superficies de selva para hacer espacio a las plantaciones. Así se emiten grandes cantidades de gases de efecto invernadero en la atmósfera, que son dañinos para el clima. Indonesia, el principal país productor de aceite de palma fue en 2015 en parte responsable en mayor medida que los Estados Unidos de las emisiones de gases de erecto invernadero. El CO2 y las emisiones de metano son la causa de que el biocombustible de aceite de palma sea tres veces más dañino para el clima que el combustible fósil.

Pero no sólo se resiente el clima: con los árboles desaparecen especies animales en peligro de extinción como los orangutanes, los elefantes pigmeos de Borneo y los tigres de Sumatra. A menudo, el pequeño campesinado y los pueblos indígenas que desde hace generaciones viven en los bosques y los protegen sufren desplazamientos brutales. En Indonesia existen más de 700 conflictos por la tierra en relación con la industria de la palma aceitera. También en las plantaciones clasificadas como „sostenibles“ o „bio“ hay cada vez más violaciones de derechos humanos.

Los consumidores conocemos poco de todo esto. Nuestro consumo diario de aceite de palma tiene consecuencias negativas directas para nosotros: en el aceite de palma refinado hay grandes cantidades de ésteres de ácidos grasos perjudiciales para la salud, que dañan el material genético y pueden producir cáncer.

La solución – Revolución en el tanque y en el plato

Sólo quedan 70.000 orangutanes en los bosques del sudeste de Asia. La política de biocombustibles lleva a los simios cada vez más al borde de la extinción: cada nueva plantación de aceite de palma destruye un poco de su hábitat. Para ayudar a estos parientes cercanos nuestros, debemos presionar a los políticos. Pero también se puede hacer mucho en nuestro día a día.

Estos sencillos consejos ayudan a reconocer el aceite de palma, a evitarlo y a rechazarlo:

  1. Cocinar y decidir: alimentos producidos localmente, ingredientes frescos, mezclados con un poco de fantasía hacen sombra a cada producto industrial preparado (de los que contienen aceite de palma). Para cocinar se pueden utilizar aceites tradicionales como el de oliva, girasol, maíz o lino.

  2. Leer la letra pequeña: desde diciembre de 2014, en los paquetes de los alimentos es obligatorio indicar si un producto contiene aceite de palma. En cosméticos y productos de limpieza se esconde el devorador de selvas bajo una multitud de términos químicos. Investigando en internet se pueden encontrar más o menos fácilmente alternativas libres de aceite de palma.

  3. La clientela siempre tiene la razón: ¿Qué productos libres de aceite de palma me ofrece? ¿Por qué no tiene productos a base de aceites de producción local? Preguntando al personal y escribiendo cartas a los fabricantes de los productos, las empresas se preocuparán más por la aceptación de sus productos. La presión pública y la conciencia creciente en torno al aceite de palma ya han impulsado a algunos fabricantes a evitar el aceite de palma, al menos en algunos países europeos como Alemania o Italia, donde recientemente se ha tematizado mucho esta cuestión.

  4. Transporte público en lugar de coche: siempre que sea posible, caminar, ir en bici o en transporte público.

  5. Informarse y difundir lo aprendido: economía, negocios y política nos quieren hacer creer que los biocombustibles son amigables con el medio ambiente y las plantaciones de palma pueden ser sostenibles. Salvalaselva.org informa sobre las consecuencias de la expansión de las plantaciones de palma y las campañas pueden difundirse fácilmente en todas las redes sociales.

Además:

  1. Peticiones y presión política: las peticiones online ayudan a presionar a los políticos responsables de las políticas de biocombustibles e importaciones.

  2. Hacer ruido: manifestaciones y acciones directas creativas en la calle llaman la atención de la gente y de los medios. Así también crece la presión sobre los políticos.

Más información:

Lee las preguntas y respuestas sobre aceite de palma

Noti­cias y actuali­zaciones

Éxito | 27 jul. 2017

Frenan a empresas palmicultoras en Palawan

Deforestación en Filipinas

Nuestros contrapartes de la Coalición contra el Robo de Tierras CALG trabajan para evitar la expansión de la palma aceitera en Filipinas. En la isla de Palawan han frenado las plantaciones de dos empresas. Y no sólo eso: el gobierno de Manila ha reaccionado a nuestra petición de una moratoria de palma aceitera y ha enviado un equipo de inspección a Palawan.

A la publicación

Noticia | 7 abr. 2017

El Parlamento Europeo exige el fin de los biocombustible de aceite de palma y otros aceites vegetales

El Parlamento Europeo exige con mayoría aplastante a la Comisión Europea que acabe con las importaciones de aceite de palma y con la producción de biocombustibles de aceites vegetales por su grave impacto sobre las selvas tropicales.

A la publicación

Noticia | 7 abr. 2017

Hasta en el congreso se habla en España estos días de aceite de palma

Numerosas noticias han hecho referencia en España al aceite de palma los últimos días diciendo que varias cadenas de supermercados van a eliminar los productos que lo contienen.

A la publicación
Firma la petición

Con tu ayuda al­can­za­mos las 200.000:

170.970

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.

Actividad Reciente