Más de 20.000 personas piden a los gobiernos del Mekong cancelar represa Xayaburi

Pescando en el Mekong

30/11/2011

Salva la Selva

International Rivers /Ríos Internacionales

 

Bangkok, Tailandia – 22.589 personas de 106 países entregaron hoy una carta a los primeros ministros de Laos y Tailnandia, pidiendo la cancelación del proyecto de la represa Xayaburi en el río Mekong, al norte de Laos. La petición llega justo una semana antes de que los cuatro gobiernos del Mekong se reúnan el 8 de diciembre en Siem Reap, Camboya, donde se decidirá acerca de si continuar con el proyecto.

La represa Xayaburi es la primera de una serie de once represas planificadas en el bajo Mekong. La carta expresa graves preocupaciones acerca del futuro de la cuenca del bajo Mekong y exige a los primeros ministros que cancelen el proyecto y retrasen todas las decisiones acerca de las represas del Mekong por un período de al menos diez años, hasta que se hayan podido realizar más estudios. Se presentó en la casa de gobierno de Tailandia y en la embajada de Laos en Bangkok el miércoles 30 de noviembre.

“La población del sudeste de Asia y ciudadanos preocupados de todo el mundo han expresado nuevamente su oposición a la represa Xayaburi”, dijo Pianporn Deetes, de la organización Ríos Internacionales, coordinador de la campaña de protesta en contra de las represas. “El mundo está atento y vigilando. No queremos recordar el 8 de diciembre como el día que murió el Mekong”.

Aunque es Laos el país que propone la represa, Tailandia juega un rol importante como parte impulsora del proyecto, como inversor y como comprador del 95% de la electricidad que produciría la represa. La petición hace un llamamiento al gobierno de Tailandia para que cancele sus planes.

“Laos tiene la obligación bajo las leyes internacionales de proveer información suficiente acerca de los impactos regionales del proyecto de la represa Xayaburi. Esto permitirá a sus vecinos tomar una decisión informada. Pero aún no lo han hecho”, dice Sor Rattanamanee Polkla, un abogado del Centro de Recursos Comunitarios en Tailandia y miembro de la Red Legal del Mekong. “Además, Tailandia como principal beneficiario de la represa debería ser igualmente responsable de aportar más información sobre los impactos del proyecto. Según los cánones internacionales de buenas prácticas, Tailandia debería contemplar todas las opciones energéticas antes de decidir represar un río de tal importancia para el sustento de millones de personas”. Estas afirmaciones están en línea con el Estudio Estratégico de Impacto Ambiental realizado por la Comisión del Río Mekong.

“Con esta protesta, la comunidad internacional ha hablado en contra de la represa Xayaburi, al ser el Mekong un río de importancia global”, dice Guadalupe Rodríguez, miembro de la organización Salva la Selva, una de las coordinadoras de la protesta. “No podemos permitir a unos pocos privilegiados comerciar con la desaparición de la biodiversidad y de los ecosistemas que alimentan a más de 60 millones de personas, lo cual llevará a grandes problemas y tensiones en la región”.

En un encuentro en abril, los gobiernos de Camboya, Tailandia y Vietnam habían expresado su preocupación sobre los impactos transfronterizos del proyecto Xayaburi y recomendado más estudios y consultas públicas. Los cuatro gobiernos no pudieron llegar a un acuerdo y postergaron la decisión a un encuentro ministerial que está programado para el 8 de diciembre.

 

Contacto para la prensa:

Guadalupe Rodríguez, Salva la Selva, guadalupe@regenwald.org

 

Información adicional:

El texto completo del escrito que se prentará a los primeros ministros de Laos y Tailandia se encuentra aquí.