Materias Primas no energéticas

Infórmate ahora

Sepa más sobre materias primas, minería y comercio global de metales y minerales, y cómo afecta a los pueblos y nos hace a todos responsables.

Materias Primas

Para fabricar un simple teléfono móvil, una computadora o una pantalla de televisión, hacen falta entre 40 y 60 diferentes materias primas como el litio, el tantalio, el cobalto y el antimonio, cada vez más difíciles de obtener por escasas o inaccesibles. Metales como el oro y la plata son muy demandados no sólo como símbolo de status, sino también para la alta tecnolgía y como inversión segura en tiempos de crisis.

 

Producción, comercio y acceso global

Las materias primas se comercian globalmente. Los billones de toneladas de minerales que se producen cada año superarán los 100 en 2030, es decir, un 75% en 25 años (1). Casi todos los países del mundo llevan a cabo uno u otro modo de explotación minera. El mercado de las materias primas está determinado por la elevada demanda, la fluctuación de los precios generalmente al alza, la escasez y el acaparamiento de algunos minerales por algunos países emergentes (2).

Los países del Sur albergan gran cantidad de recursos minerales y la actividad minera bulle. Sin embargo, tanto los países desarrollados como los países en desarrollo notan dificultades para acceder a algunos minerales. Dado el crecimiento demográfico, la urbanización, la industrialización, y el impulso de los países emergentes, se catapultan las actividades a gran escala de empresas mineras industriales en países del Sur global.

Los yacimientos geológicos de materias primas minerales son pues con algo muy codiciado. 150 gigantes mineras transnacionales como Barrick Gold, Rio Tinto, Goldcorp o BHP Billington acaparan la producción mineral a nivel mundial. Instancias como la Unión Europea les apoyan con sus políticas de cada vez más libre comercio.

 

Minería y problemas socioambientales

No sólo la mera extracción, sino también el transporte, la producción, el uso de las materias primas y la eliminación de los residuos causan problemas. Muchos recursos minerales se encuentran en zonas altamente biodiversas y habitadas por comunidades. Ya desde las fases de perforación para localizar los filones, los impactos son considerables. Las extensiones de suelo, tierra y roca remuevidas modifican y desertifican la superficie terrestre.

Materiales de menor valor como arena, grava, arcilla, se extraen en mayores cantidades destruyendo montañas enteras, dejando menos residuos. Los minerales y metales preciosos se obtienen en cantidades mucho menores, pero conllevan la remoción de enormes cantidades de residuos y la utilización de metales pesados y tóxicos como el cianuro (lixiviación) y el arsénico. Estos contaminan irreversiblemente el agua potable. Seis gramos de oro y seis kilogramos de cobre por cada tonelada de roca se obtienen en el proyecto Bajo la Alumbrera en Argentina. Muchos mineros legales e ilegales utilizan como agente de fusión el mercurio altamente tóxico. En Brasil, se reportaron niveles de mercurio un 30% por encima de los estándares de la Organización Mundial de la Salud en trabajadores de las minas.

 

Problema global, resistencia global

Lo cierto es que actualmente existen en todo el mundo miles de denuncias públicas de pueblos afectados por proyectos mineros, que reivindican respeto a sus derechos, su integridad, su tejido social y su soberanía sobre sus propios recursos. Incluyen relatos y pruebas contundentes sobre contaminación de aguas por vertido de tóxicos, contaminación de los suelo con materiales tóxicos, y contaminación del aire por el polvo y la polución. También se reporta la destrucción de ecosistemas importantes o sagrados como bosques, selvas, montes y hasta páramos y desiertos. Muchas comunidades reportan que las consultas públicas y la información sobre los proyectos son escasos y manipulados por empresas y gobiernos para lograr la aceptación social en base a falsas promesas. Son pues habituales las mentiras y engaños a quienes serán los afectados por la actividad minera. Y por si todo esto fuera poco, el empleo en las minas es pobre, peligroso y mal pago.

Existen cientos procesos de resistencia popular a proyectos mineros en todo el mundo, y un número elevado de estudios de casos particulares. Muchas redes, observatorios y organizaciones de base y no gubernamentales trabajan para defender los derechos de los pueblos y dar a conocer sus reivindicaciones. En Latinoamérica existe la Red Mexicana de Afectados por la Mineria REMA, en Ecuador la Coordinadora Nacional por la Vida y la Soberanía y la Red Colombiana Frente a la Gran Minería Transnacional Reclame en Colombia. Otros numerosos grupos trabajan también en la misma línea en Argentina, Perú, Brasil, El Salvador o Guatemala. El Observatorio de Conflictos Mineros en América Latina OCMAL monitorea muchos de los conflictos en torno a la minería en la región.

Todas estas denuncias demuestran que normas y regulación actuales son insuficientes. Ante las protestas populares, se suele dar por sentado que la industria extractiva conoce y aplica medidas preventivas para reducir sus impactos socioambientales, lo que no se corresponde -ni de lejos- con la realidad, ya que a lo que apunta la industria es a generar beneficios e intanta ahorrar gastos.

Salva la Selva se ha unido en numerosas ocasiones a los grupos que resisten y denuncian, para ayudar a difundir su caso, a protestar y a informar globalmente. En nuestro archivo de acciones o con la ayuda de nuestro buscador pueden encontrar muchos casos concretos y documentación relacionada. Más abajo encuentras algunas noticias actuales sobre el tema.

 

¿Qué más se puede hacer?

La participación europea concreta en muchos de los proyectos mineros necesita ser investigada más a fondo para poder exigir responsabilidades a las autoridades y empresas europeas. Ya que las materias primas se comercian globalmente y que la industria europea tiene una alta demanda de la mayoría de los metales y minerales de acceso crítico, y eso ya significa un alto grado de responsabilidad.

Se puede pedir una moratoria a la financiación pública europea de proyectos mineros. En este sentido, existe como antecedente una Carta Abierta presentada por 50 Miembros del Parlamento Europeo MEPs el 24 de mayo de 2011 ante la Presidencia de la Comisión y el Parlamento Europeo.

Cada año, millones de euros públicos de la UE fluyen a proyectos mineros bajo el velo del desarrollo canalizados a través del European Investment Bank. Se puede pedir al EIB que no financie proyectos mineros, ya que no tiene capacidad de monitoreo adecuado y existe el riesgo de que la UE comprometa sus propios valores en términos de derechos humanos.
 

(1) http://ec.europa.eu/enterprise/policies/raw-materials/files/docs/background-paper-pc-ip_en.pdf
(2) http://europa.eu/rapid/pressReleasesAction.do?reference=SPEECH/08/606&format=HTML&aged=0&language=DE&guiLanguage=en


Más información:

Unión Europea: saca el metal y corre

PDF

 

Peticiones sobre el tema

Tu firma ayuda a defender las selvas Nuestras peticiones se refieren a proyectos que destruyen las selvas y bosques y nombran a los responsables por su nombre ¡Unidos somos más fuertes!

La sra. Paini se opone a la industria del cemento en las montañas de Kendeng en Java, Indonesia La destrucción de la selva por parte de las fábricas de cemento afecta a muchas personas (© BanksPhotos/iStock - Collage: Rettet den Regenwald)

115.352 participantes

Java, Indonesia: van a convertir las montañas en cemento

La empresa alemana Heidelberg Cement quiere destruir la montaña kárstica de Kendeng en la isla indonesia de Java y establecer allí una fábrica de cemento. Cualquier agresión en este área sensible supone una catástrofe ecológica y humanitaria. La población se opone con todos los recursos a su alcance.

Más información

Para: HeidelbergCement - Dr. Bernd Scheifele, Director, y Herr Andreas Schaller, Portavoz

Impidan la extracción de cemento de las montañas kársticas de Kendeng en Java. Las personas y la naturaleza están antes que los negocios.

Leer la carta

Sus datos sólo se utilizan en el marco de nuestras campañas. Sus datos no se entregan a terceros. Le informaremos sobre futuras campañas.