Por qué firmar las acciones de protesta

24 abr. 2008

Una carta suya junto a la de otras personas puede salvar cientos o miles de hectáreas de selvas tropicales de la destrucción y la violación de los derechos humanos de las poblaciones indígenas, afro y campesinas que habitan en estas y en otros ecosistemas. También puede salvar especies animales de la su extinción definitiva de la faz de la tierra. Lea el artículo completo y conozca cómo y por qué.

El envío de cartas de protesta es una de nuestras formas de acción. Es una forma sencilla y efectiva de presionar a las autoridades, empresas, bancos, embajadas y otras instancias que son totalmente o en parte responsables de agresiones a las selvas tropicales y a sus habitantes y biodiversidad. En muchas ocasiones, estas agresiones son violaciones de los derechos humanos Con nuestras acciones de emails y cartas, también llamamos la atención de los medios de comunicación sobre la destrucción de la selva tropical y otros ecosistemas. La mayoría de nuestras acciones parten de denuncias que recibimos, de organizaciones o comunidades afectadas, o de personas cercanas que han conocido los hechos directamente. Una vez contrastada la información, ayudamos en la redacción de la descripción del problema para darlo a conocer al público y a las personas que puedan querer participar de la acción por medio de su firma. Una vez que identificamos las personas (políticos, empresarios, autoridades, etc.) a quienes se debe dirigir la protesta, ayudamos en la redacción de la carta misma de protesta, formulando una petición clara al respecto del problema ambiental que estamos denunciando. En general, se trata de dar apoyo internacional a situaciones conflictivas de diferente gravedad y urgancia. En algunas ocasiones, se busca fomentar el diálogo, para que las autoridades tomen cartas en el asunto, en vez de eludir responsabilidad. De esta forma, también se suele obtener información de la posición de los responsables al respecto de los hechos. En cualquier caso, pretendemos obtener respuestas de los responsables acerca de los problemas ambientales como la destrucción de las selvas tropicales, agresiones a las comunidades locales y hasta violaciones de los derechos humanos que se están cometiendo. Nuestras acciones se publican en español, alemán e inglés. No todas las acciones son traducidas a los tres idiomas. Esto depende de diferentes factores. Algunas de las instancias ante las que se protesta responden a nuestro llamamiento. Cuando recibimos una respuesta, la analizamos y estudiamos formas de continuar con el caso. Las respuestas nos sirven para valorar el peso de nuestras protestas. Además, enviamos una copia de la misma al grupo, organización o persona de la que partió la denuncia, quienes por estar más cerca de los hechos pueden organizar otras acciones a partir de los argumentos de la respuesta, o aportarnos sugerencias de lo que podemos hacer nosotros desde nuestra posición. En otros casos, no nos envían ni siquiera un acuse de recibo. Pero no nos dsanimamos. El volumen de cartas recibido y el mensaje que contienen siempre tienen peso. Todas las cartas tienen algún efecto. El de la presión colectiva y constante. Aquellos que cometen agresiones, violaciones de derechos humanos, crímenes contra la naturaleza y otras fechorías, y que reciben cartas de gente particular de todo el mundo, preocupada por los hechos, el dolor y la inconveniencia que están provocando, tiene efecto sobre los responsables. Normalmente, estos pretenden encubrir sus crímenes bajo el anonimato. Gracias a este simple método de presión internacional, una simple carta, muchas leyes encaminadas a la destrucción de un área natural no han sido dictadas, muchas comunidades no han sido desplazadas para proyectos transnacionales, muchas selvas no han sido taladas, muchas culturas y formas de vida indígenas no han sido exterminadas. Consigue que otras personas firmen las acciones. No sólo entre las personas que creas que pueden simpatizar con las causas que denunciamos, sino entre todo tu círculo de personas cercanas: la oficina, el barrio, la escuela, la universidad, etc. Casi todas las personas tienen inquietudes con respecto al medio ambiente y los derechos humanos. Recientemente recibíamos el siguiente mensaje de Perú, al haber logrado que se detuviera un proyecto de concesionar el parque nacional Candamo a una empresa petrolera: “Felicitaciones, admiramos lo que han hecho y nos sentimos felices de haber ganado esta primera batalla. Espero que en el futuro vamos a seguir juntos. Aquí no nos van a faltar emergencias. Toda la SPDA. Perú, 19 de Octubre 2007 Después de una acción dirigida al gobierno colombiano por violaciones de los derechos humanos cometidas en el Curvaradó y Jiguamiandó, recibimos un mensaje que decía: “Saludo fraterno. Nos alegra profundamente los resultados de la acción” Comisión intereclesial de Justicia y Paz, 1 de Octubre 2007 Con ocasión de que a un activista ecuatoriano le levantaron una orden de arresto por una denuncia falsa presentada por la compañía minera en contra de la que protestaba: “Gracias a todos y todas por el respaldo, sin el cual hubiese sido imposible lograr lo que hemos logrado” Carlos Zorrilla. Ecuador, 22 Marzo 2007 Usted puede investigar el caso por su cuenta y escribir su propia carta. Si usted no tiene el tiempo o la energía necesaria para ello, nosotros hacemos este trabajo. No deje de firmar. Cada carta y cada firma son imprescindibles. Gracias por su apoyo Guadalupe Rodríguez www.salvalaselva.org