Hasta en el congreso se habla en España estos días de aceite de palma

Orangutana y su bebé Orangutanes - en peligro de extinción por la expansión del cultivo de aceite de palma para nuestros alimentos y biocombustibles (© nikpal / iStock)

7 abr. 2017

Numerosas noticias han hecho referencia en España al aceite de palma los últimos días diciendo que varias cadenas de supermercados van a eliminar los productos que lo contienen.

Se dice se habla de aceite de palma

Numerosas noticias han hecho referencia en España al aceite de palma los últimos días diciendo que varias cadenas de supermercados van a eliminar los productos que contienen esta grasa vegetal.

De momento una pequeña cadena de supermercados ha comprometido su eliminación total, y las grandes cadenas salen al paso declarando que empiezan a estudiar medidas como la eliminación del aceite de palma de los productos de su marca blanca, no -¡ojo! de todos los productos que venden.

Sucede pocos días después de que el aceite de palma fuera noticia también en Europa, pues el Parlamento Europeo votó con gran mayoría contra las importaciones de aceite de palma en la Unión Europea y contra la producción de biocombustibles de aceites que habrán de eliminarse o reducirse para 2020.

En el Congreso de España también se trató el tema del aceite de palma en referencia a su uso alimentario. El grupo parlamentario de Esquerra Republicana presentó a la Comisión de Sanidad del Congreso una proposición no de Ley sobre la prevención infantil y el etiquetado de productos que contienen. Se basa en la preocupación por el consumo excesivo y los riesgos para la salud. La propuesta debatida y aprobada consiste en elevar la atención sobre el tema en España, y dirigir además a la Comisión Europea solicitudes de obligatoriedad de indicar el contenido de aceite de palma en los alimentos; se propone la progresiva eliminación de productos que contengan aceite de palma de las máquinas de vending de los centros educativos, deportivos y de salud; y controlar la publicidad y prevenir el consumo masivo por parte de los niños de productos que contengan aceite de palma controlando los ganchos comerciales que utilizan como juguetes o pegatinas.

El partido italiano Movimiento 5 Stelle presentó el pasado año iniciativas similares en el parlamento de Italia. Denunciar el exceso de aceite de palma en los productos alimenticios por motivos relacionados con las preocupaciones en torno a la salud, muy especialmente la de los más jóvenes es una tendencia al alza en Europa. A continuación, una cadena italiana de supermercados tomó una medida de eliminar el aceite de palma de su marca blanca, lo que ahora estudian las cadenas de distribución de alimentación en España.

Aunque medios de comunicación, blogs y expertos varios celebran la noticia por todo lo alto, los plazos y confirmación de estos compromisos de eliminación del aceite de palma están aún por ver y al menos en nuestra organización -aunque nos alegramos enormemente de la gran difusión que está alcanzando el tema del aceite de palma- vamos a continuar tan extremadamente vigilantes como lo venimos haciendo en los últimos once años, en que comenzamos a hablar de aceite de palma y de su impacto sobre las selvas tropicales.

Recuérdese que los perjuicios causados por el aceite de palma no se reducen a la salud. También utilizamos aceite de palma en los tanques de los automóviles, pues casi la mitad de aceite de palma que se importa en Europa se utiliza para fabricar biocombustible que por ley de manera obligatoria se mezcla con el combustible fósil que consumimos. Y que la expansión de los monocultivos de palma es extremadamente perjudicial para las selvas y la biodiversidad de las regiones tropicales y también para las poblaciones dependientes de los bosques que resultan desplazadas, -temas centrales de las preocupaciones de Salva la Selva.

Más información:

Aceite de palma: La grasa oculta más consumida y perjudicial

Aceite de palma: malo para la naturaleza, malo para tu salud (Petición en la web de Salva la Selva)

Boletín Oficial de las Cortes Generales, Congreso de los diputados, XII LEGISLATURA, Núm. 122 (pgs. 64 y 65)