Más sobre los proyectos en Indonesia

Grandes simios: queremos protegerles- imagen de orangután Orangután en Tanjung Putin (© flickr/CIFOR (CC BY-NC-ND 2.0))

17 ago. 2016

Aquí encuentras más información sobre los proyectos de Rettet den Regenwald/Salva la Selva en Indonesia.

Árboles para los orangutanes en Tanjung Putin

Los terribles incendios destruyeron en 2015 parte del Parque Nacional Tanjung Puting. Defensores de la selva reforestan poco a poco el área. Ya han plantado 6.000 árboles.

El ecologista indonesio Basuki Bude Santoso ha plantado ya miles de árboles en su vida. Desde hace años reforesta el bosque previamente talado por empresas para establecer plantaciones –como p.ej. 80 hectáreas dentro del Parque Nacional Tanjung Puting.

Cuando comenzó el fuego en el Parque Nacional en el verano 2015, Basuki y otros compañeros de la organización FNPF como el forestal Fajar Dewanto estuvieron durante dos meses combatiendo el fuego de manera continua con medios precarios.

La población tiene mucha confianza en la acción de reforestación. “Nuestro problema es conseguir suficientes plántulas. Aportes externos como los de los donantes de Salva la Selva es fundamental”, dice Basuki de Friends of the National Park Foundation FNPF.

Colaboraremos con la construcción de un vivero en Beguruh. En total FNPF planta árboles en seis localizaciones y da formación a personas de comunidades como la de Sungai Sekonyer para que los cuiden.

Por favor, apoye el trabajo de Basuky con su donación. El costo de la reforestación que llevan a cabo asciende a 26 Euros por día.

Salvando orangutanes en peligro

Además de los incendios, las talas ilegales amenazan la selva. En ella viven los orangutanes en grave peligro de extinción. Las defensoras y defensores de los animales también necesitan nuestra ayuda.

El Pematang Gadung es una de las áreas de selva más ricas del oeste de la isla indonesia de Borneo – y es el hábitat de muchos orangutanes. Para protegerla es necesario formar guardabosques.

„Cada semana hay avisos de que un orangután o grupo de orangutanes están en grave peligro“, nos dice Karmele Llano. La veterinaria española trabaja con International Animal Rescue (IAR).

En Borneo, la organización ha abierto un centro de atención para primates heridos, indefensos y hambrientos. „Podemos atender a 100 orangutanes a la vez”, dice Karmele Llano. El objetivo es que los animales puedan ser devueltos a la naturaleza lo antes posible.

Para proteger a los orangutanes y su bosque, las patrullas de guardabosques están concebidas para espantar a los madereros. “Por eso queremos formar guardabosques”, dice la veterinaria de IAR.

Salva la Selva apoya su trabajo desde hace algunos años y pide donaciones.

Evitar más incendios

Especialmente dramática fue la alta concentración de partículas contaminantes de las turberas pantanosas quemadas. Para evitar más incendios, activistas de Save Our Borneo obstruyen desde entonces los canales de drenaje. Esto es posible gracias a sus donaciones.

Meses de duro trabajo en los que los activistas de Save Our Borneo bloquean los canales de drenaje en los pantanos para que no se sequen. “Es el segundo mejor método de prevenir el fuego” dice Nordin de Save Our Borneo. “El mejor método es proteger los bosques pantanosos de turberas, no talar y no establecer plantaciones de palma aceitera”.

La prevención del fuego es en realidad una tarea de la administración, pero la población no puede esperar. Aunando fuerzas ya han vuelto taponado seis kilómetros de canales de drenaje.

También reforestamos los bosques pantanosos de turbera, para prevenir nuevos fuegos.

Save Our Borneo se concentra ahora en 60 pequeñas comunidades y asentamientos en la inmensa área de turberas. Vigilan el destino de la naturaleza y las poblaciones indígenas.

Donar para proteger las turberas

Las emisiones de gases de efecto invernadero de los incendios de bosques y turberas constituyen un cuarto de las emisiones globales de gases contaminantes. Save Our Borneo y las personas de las comunidades locales necesitan nuestra ayuda. Haz tu donación.