La comunidad internacional preocupada por el río Mekong

Embajada de Laos Washington DC Elisa Norio, activista de Salva la Selva, entregó la petición en las embajadas en Washington DC (© Rettet den Regenwald)

27 ene. 2015

La petición de Salva la Selva “El río Mekong es sinónimo de vida” expresa preocupación sobre el proyecto hidroeléctrico en el Mekong y su impacto sobre la naturaleza, el sustento y la seguridad alimentaria de la población de la región del Mekong. La pasada semana entregamos la petición urgiendo a los primeros ministros responsables que cancelen inmediatamente la costrucción de la represa.

Más de 85.000 personas de todo el mundo firmaron la petición pidiendo la cancelación del proyecto hidroeléctrico Don Sahong en el río Mekong, al Sur de Laos. El 21 y 22 de enero Salva la Selva entregó la petición en las embajadas de Laos, Camboya, Tailandia y Vietnam en Washington D.C., justo antes de la reunión que tendrán el 28 de enero los cuatro gobiernos para decidir la continuidad del proyecto.

“El río Mekong tiene importancia global” dice Guadalupe Rodríguez quien coordinó la petición de Salva la Selva. “Es un recurso vital para toda la región del Mekong, y una arteria para el planeta, y como tal debe protegerse y conservarse. Con esta petición, la comunidad internacional expresa oposición a la represa Don Sahong y demuestra a los líderes del Mekong que el mundo vigila”.

La represa Don Sahong es la segunda de las once planificadas en el bajo Mekong, situada a menos de dos kilómetros arriba de la frontera con Camboya, en un área crítica y única del Mekong conocida por su abundante biodiversidad y especies de peces. Si se construye la represa Don Sahong, bloqueará uno de los principales canales de migración que los peces utilizan durante todo el añopara desplazarse por la región. Esto tendrá un impacto desastroso en las pesquerías y consecuentemente sobre la seguridad alimentaria y el sustento de millones de personas. El proyecto amenazará también la supervivencia de una de las últimas poblaciones del delfín irawadi, cuyo hábitat se localiza justo por debajo del sitio de la represa.

La represa Don Sahong ha catapultado las críticas – también de parte de los gobiernos de Camboya, Tailandia y Vietnam, los cuales han expresado preocupaciones sobre los impactos transfronterizos del proyecto y han solicitado que se realicen más estudios.

“La represa Don Sahong supone preocupaciones en toda la región del Mekong y en todo el mundo”, dice Guadalupe Rodríguez. “Los líderes del Mekong tienen la responsabilidad de rectificar pidiendo la cancelación del proyecto y priorizando el futuro sostenible de un río Mekong saludable antes de que sea demasiado tarde”.