China, mayor comprador de madera ilegal

Maquinaria pesada remolca arboles talados en la selva

4 dic. 2012

Un informe de la ONG Environmental Investigation Agency (EIA) “Apetito por lá Destruccion: El Comercio Ilegal de Madera y China”, revela que China es el mayor consumidor del mundo de madera ilegal, procedente de las actividades a gran escala de grupos criminales. El informe acaba de ser presentado en Beijing.

La economía emergente de China la convierte en la segunda economía del mundo. Pero este crecimiento económico tiene efectos devastadores sobre los bosques del mundo. Junto a otras industrias, crecen también las del procesamiento de la madera. El informe Apetito por lá Destruccion: El Comercio Ilegal de Madera y China, de Environmental Investigation Agency (EIA), denuncia que China importa madera robada a grande escala.

Se requieren mayores esfuerzos de los países importadores y exportadores
Estados Unido, la Unión Europea y la Australia, grandes consumidores de madera, tratan de mejorar las medidas legislativas para excluir la entrada de la madera ilegal en sus mercados. Pero se trata de un comercio que mueve anualmente billones de dólares y que es muy difícil de controlar.
Tampoco las leyes de protección de los bosques y contra la tala ilegal en los países productores consiguen que se detenga la alta tasa de deforestación mundial.

Estudios de caso
Para elaborar Apetito por la Destrucción, los investigadores de EIA han seguido el flujo ilegal de la madera en China, Indonesia, Laos, Madagascar, Mozambique, Myanmar, Rusia y Vietnam. En estos países, los bosques están siendo depredados.

Finalmente hacen un llamamiento para fortalecer la lucha internacional contra la deforestación.
 
El informe Apetito por la Destrucción

Junto al informe, EIA ha sacado un reportaje en vídeo