La naturaleza europea a salvo

Avefría Aves europeas como la avefría tendrán más posibilidades de supervivencia (© Andreas Trepte/www.photo-natur.de CC BY-SA 2.5)

9 dic. 2016

La Unión Europea ha enterrado sus planes de debilitar la protección de la naturaleza. La Comisión Europea evaluó la posibilidad de diluir dos directivas comunitarias, lo que habría socavado la protección del medio ambiente y las especies. Tras las múltiples protestas de ambientalistas de toda Europa han dado marcha atrás.

Dos años duró el debate. La Comisión Europea había sometido las dos directivas más importantes -la de Aves y la de Hábitats Naturales y Fauna y Flora Silvestre- a un llamado test de stress. La meta era lograr una “menor burocratización” y su “modernización”, lo que significaba debilitarlas considerablemente. En consecuencia, muchos ambientalistas europeos veían un intento de diluir las normativas y abrir las áreas naturales a su explotación económica con una mentalidad más bien cortoplacista- y en detrimento de la naturaleza.

Los comisarios han decidido no tocar las directivas vigentes. Así se evita la destrucción del medio ambiente y la presión sobre diversas especies como muchas aves, gatos monteses, lobos, castores y grullas. La naturaleza en Europa está de todas formas en serio peligro y las directivas deben ser observadas estrictamente, lo que actualmente no sucede. Se necesitan en realidad más medidas de protección, y no el debilitamiento de las existentes.

Al presente éxito han contribuido las casi 125.000 firmas recogidas por Salva la Selva. Se trata de un éxito para la naturaleza regional. Las políticas de la Unión Europea tienen sin embargo también serias consecuencias para la naturaleza en países tropicales, que conducen a la destrucción de sus selvas y bosques. Por favor, firma nuestra petición en contra del uso masivo de biocombustibles.