Por fin tierras y razón para los campesinos del Bajo Aguán en Honduras

Protesta campesina en HondurasLucha por la reforma agraria: empresarios deben devolver tierras robadas

2 jul. 2012

Después de 18 años de reivindicaciones, campesinos hondureños recuperan tierras acaparadas por empresarios palmicultores

El viernes 29 de junio fuerzas de seguridad pública hondureña actuaron EN FAVOR de las comunicades campesinas afiliadas a Movimiento Auténtico Reivindicador Campesino del Aguán (MARCA) al desalojar guardias de seguridad de las fincas San Isidro, La Trinidad y El Despertar, de los empresarios Miguel Facussé y René Morales. Lo hicieron en cumplimiento de sentencias dictadas por los tribunales de Trujillo y Tocoa.

Los dos empresarios ocuparon desde 1994 estas tres fincas que las comunidades siempre reclamaban como suyas y se vieron involucrados en diversos conflictos que terminaron con la muerte de numerosos campesinos, según fueron denunciadas en su momento por organizaciones de derechos humanos . Los poderosos terratenientes de los que el gobierno hondureño es cómplice, se dedican a la producción masiva de palma aceitera con miras a la producción alimentaria, de biocombustibles y para la exportación. Los juzgados ratifican con estas sentencias la ilegalidad del acaparamiento de las tierras. Las comunidades campesinas han tenido que esperar 18 años para obtener esta sentencia de parte de la justicia.

De esta manera se restituyen derechos campesinos, aunque es posible que el conflicto no haya terminado y que los abogados de los dos empresarios adopten medidas para que las sentencias sean revertidas.

A pesar de esta sombra que se cierne sobre este éxito, cabe felicitar al Movimiento Campesino del Bajo Aguán y a todos quienes les han venido apoyando por este avance tan importante como inesperado.

Desde abril de 2010, Salva la Selva ha apoyado la lucha campesina en el Bajo Aguán hondureño con varias acciones de protesta, ayudando a dar a conocer internacionalmente su lucha por una reforma agraria, su sufrimiento y sus demandas. Entre otras reivindicaciones, nuestra organización ayudó a presionar a instituciones europeas para que no financiaran a los empresarios que ilegalmente acaparan las tierras campesinas.

Gracias a FIAN Internacional por la buena noticia así como por hacernos ver una vez más que sí vale la pena seguir persiguiendo la justicia social, la solidaridad y los ideales. Seguimos trabajando por todo eso y como siempre, atentxs a la evolución de acontecimientos en el Bajo Aguán.
Para más detalles ver el comunicado de FIAN Honduras.