Palma aceitera y violencia: ataques a comunidades en el Congo

Detención arbitraria de un integrante de RIAO-RDC en el Congo Detención arbitraria de un integrante de RIAO-RDC en el Congo (© RIAO-RDC)

15 oct 2021

Existe un grave conflicto entre las comunidades de Bolanga y Yambienenne y la empresa de palma aceitera Plantations et Huileries du Congo S.A (PHC) en la República Democrática del Congo (RDC). Varias personas fueron detenidas arbitrariamente, entre ellas un integrante de RIAO-RDC, una organización de derechos humanos. No es la primera vez que esto sucede.

Miembros de la comunidad protestaron frente al cuartel de la policía de Bolanga para exigir la liberación de dos jóvenes acusados injustamente de robar frutos de palma aceitera de una plantación. Muchas personas huyeron a la selva por miedo a nuevos ataques y acosos. Los integrantes de la organización de derechos humanos RIAO-RDC temen por la integridad de los dos jóvenes.

En el pueblo de Yambienenne, por ejemplo, 36 hectáreas de campos de maíz y cacahuetes fueron destruidas por los pesticidas que probablemente se utilizan en la cercana plantación de palma aceitera afectando la seguridad alimentaria. 

Según RIAO-RDC, en la vecina comunidad sufrió robos de ganado, y hubo robos de pertenencias personales, como dinero, teléfonos móviles y otros equipos, después de que fueran forzadas puertas y ventanas de las viviendas.

RIAO-RDC ha documentado un sin número de abusos cometidos por la policía, el ejército y las fuerzas de seguridad. Un abogado que trabaja para la organización, consiguió que se pusiera en libertad a un integrante de RIAO-RDC, pero a la mayoría de los detenidos no han recibido hasta ahora alguna asistencia jurídica, y se les negó ese derecho.

En febrero, las fuerzas de seguridad mataron a un hombre durante las protestas contra la empresa de palma aceitera. No se ha esclarecido todavía si todas las personas detenidas tras las protestas han sido liberadas.

El Ministerio alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) prometió en su momento presionar para que las autoridades de la RDC aclararan la situación. Sin embargo, se sabe que una importante organización de desarrollo alemana apoyó económicamente a la compañía que precedió a la PHC -o incluso a la misma PHC- con una suma de dinero de siete cifras.