El río Mekong continuará fluyendo libremente

09/12/2011

8 de diciembre 2011

Comunicado de prensa

Presión de la sociedad civil detiene mega proyecto de once represas en el Sudeste de Asia

Los gobiernos del Mekong acordaron retrasar la decisión sobre la construcción de la mega represa Xayaburi. Camboya, Laos, Tailandia y Vietnam estuvieron de acuerdo en la necesidad de llevar a cabo más estudios sobre los impactos de esta y las sucesivas once represas que planificaban construir en el mismo río. Todo el proyecto queda así de momento en suspenso, tal y como demandaba la sociedad civil. Los gobiernos no han dado una rueda de prensa conjunta, pero han informado separadamente a diferentes periodistas.

“Por el momento,estamos a la espera de que retiren el equipo técnico desplegado y que los gobiernos informen acerca del calendario previsto para los estudios y consultas obligatorias con la población afectada”, declaró Ame Trandem, coordinadora del programa para el Sudeste de Asia, de la organización International Rivers.

Gracias a la solidaridad y presión internacional que se movilizó en las últimas semanas, millones de personas celebran ahora que en los próximos años, el río Mekong continuará proporcionando un lugar para vivir a los peces, fertilizando los campos de arroz y fluyendo majestuosamente en dirección al Lago del Sur de China sin ningún tipo de impedimento.

Numerosos estudios científicos advertían de los impactos negativos de las represas para la pesca, la agricultura y la población local. Las organizaciones de la sociedad civil se habían hecho eco de estos peligros y estuvieron protestando intensamente durante todo el año. Las últimas semanas se obtuvo el apoyo de más de 22.000 personas de todo el mundo para una carta de protesta que se entregó el pasado 30 de noviembre a las autoridades responsables. Los miles de cartas y llamados telefónicos a los responsables del proyecto han marcado la abismal diferencia entre destruír y conservar la naturaleza.

“La única opción para mantener el río vivo y sano, y con la capacidad de alimentar a millones de habitantes de la región, es cancelando el proyecto de la represa Xayaburi y las siguientes once represas definitivamente. Confiamos en que los estudios llevados a cabo de manera seria e independiente llegarán a la misma conclusión” dice Guadalupe Rodríguez de la organización Salva la Selva, involucrada en la campaña de protesta a nivel internacional.

La energía que hubiera sido generada por la represa Xayaburi, habría estado destinada a abastecer electricidad a Tailandia, aunque recientemente se ha demostrado que existen opciones más baratas y saludables.

 

 

Contacto para la prensa:

Guadalupe Rodríguez, Salva la Selva

guadalupe@regenwald.org